Las vulnerabilidades estructurales que afectan al mercado del transporte marítimo continúan y los cargadores internacionales deben estar preparados para ciertos desafíos en 2022, como los problemas de congestión, los posibles confinamientos y las restricciones a los desplazamientos.

Así lo ha explicado la consultora Drewry en un informe esta semana, cuando se ha conocido también que el número de portacontenedores esperando para atracar en Los Ángeles y Long Beach ya supera el centenar.

Desde ESC, ECSA y WSC apuntan que las navieras dependen de los cargadores para la continuidad de su negocio, mientras los cargadores dependen de las navieras para hacer llegar sus productos al mercado. Por tanto, solamente trabajando juntos podrán sentarse unas bases fuertes para el futuro.

Por su parte, la Organización Internacional del Trabajo y la Organización Mundial de la Salud han creado un grupo de acción para examinar el impacto de la pandemia en los trabajadores del transporte.

A nivel nacional, España continuará participando en el Consejo de la Organización Marítima Internacional en el bienio 2022-2023. Entre los puertos del país, esta semana se ha desarticulado una organización criminal dedicada a la introducción de cocaína y metanfetamina en Europa a través del puerto de Barcelona.

España continuará participando en el Consejo de la Organización Marítima Internacional en el bienio 2022-2023.

Mientras, el de Tarragona ha licitado el contrato correspondiente a las labores de asistencia técnica para la búsqueda de inversores que quieran instalarse en la ZAL y el de Valencia ha recibido cinco propuestas para la elaboración del Plan Estratégico 2030. Además, quiere convertirse en punta de lanza para la innovación logística, aprovechando los Fondos Puertos 4.0.

Por su parte, el Centro Portuario de Empleo de Valencia probará un sistema predictivo para conocer la disponibilidad del personal y el puerto de Alicante ha constatado que el aumento de concesiones ha elevado los ingresos por tasas de ocupación en más de un 47%.

Pasando a Andalucía, el puerto de Huelva contempla 62,3 millones de inversión para el próximo año y pondrá en marcha dos nuevas líneas regulares con el Reino Unido y Marruecos.

Por otro lado, el de Sevilla ha aprobado un convenio que facilitará la puesta en marcha por parte de Panattoni de un parque logístico en el área AP-27 del Plan Especial, y el de Cádiz licitará antes de fin de año la explotación de la nueva terminal de contenedores.

También en territorio andaluz, el puerto de Málaga incrementará su seguridad gracias a un proyecto para la introducción del 5G, y el de Motril, y el de Motril sigue reclamando una conexión ferroviaria.

El puerto de Valencia avanza en la elaboración de su nuevo Plan Estratégico 2030.

En el norte del país, el convenio del tren a Langosteira podría firmarse en enero, con vistas a empezar con los trabajos en el último trimestre de 2022. A su vez, el puerto de Santander invertirá 48 millones en la ampliación en altura del silo de automóviles, y en el puerto de Bilbao, desde donde WEC Lines ofrece una conexión con el norte de Europa, la línea ha sido mejorada con servicios ferroviarios desde Valencia y Burgos.

En otro orden de cosas, el puerto de Las Palmas digitalizará los procesos asociados a los accesos terrestres y el de Tenerife ha ampliado la superficie de concesión de Tenerife Shipyards para la instalación un dique flotante.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px