En la última semana se han recrudecido las diferencias existentes entre las principales organizaciones empresariales del transporte y los cargadores.

Por un lado, en concreto, ha generado tensión en el sector el que las asociaciones de cargadores hayan impulsado la aprobación de la reforma del ROTT por el Consejo Nacional del Transporte, algo que el sector estima que desregulará el acceso al mercado.

Así mismo, por otro lado, la guerra por las 44 toneladas ha vivido otra batalla más, esta vez a cuenta de un plan de impulso de la intermodalidad que, en esta ocasión, los cargadores habrían bloqueado a causa de las dificultades que implicarían estas composiciones para la intermodalidad ferrocarril-carretera.

Al tiempo, Gran Bretaña, acuciada por la escasez de abastecimientos que ha generado el ‘Brexit’, ha mostrado el camino a seguir para luchar contra la escasez de conductores, al anunciar una batería de medidas en diversos frentes que podría servir de ejemplo en otros países con este mismo problema.

De igual manera, en España, la Diputación de Guipúzcoa no da su brazo a torcer y ha anunciado que recurirrá ante el Tribunal Constitucional para defender sus peajes para camiones, mientras el sector confía en que se ratifiquen anteriores sentencias judiciales.

La Diputación de Guipúzcoa no da su brazo a torcer y ha anunciado que recurirrá ante el Tribunal Constitucional para defender sus peajes para camiones.

Adicionalmente, sigue el paro en en el transporte de contenedores del puerto de Castellón, dado que, según APM, los transportistas han rechazado la última propuesta para desbloquear el transporte de contenedores del puerto de Castellón, e insisten en establecer un pago por paralizaciones, «de legalidad cuestionable».

En otro puerto, el de Ceuta, no cesan las intrusiones de inmigrantes irregulares en camiones que van a la península desde la ciudad autónoma, una práctica de alto riesgo para estas personas.

El impacto de las medidas medioambientales

A nivel europeo, existe cierta preocupación entre los pequeños transportistas europeos por los objetivos climáticos de la Comisión, especialmente por las repercusiones del futuro sistema de comercio de derechos de emisión.

Por otro lado, el Ministerio de Transportes ha convocado esta misma semana ayudas para la formación en el transporte por carretera por valor de 3,84 millones de euros, la misma cantidad que en 2020, y de igual modo, también se ha realizado un primer reparto provisional de las ayudas al abandono para transportistas autónomos.

Estas medidas han coincidido con una nueva campaña de vigilancia policial sobre vehículos pesados, centrada especialmente en la verificación de tiempos de conducción, pesos y estiba de la mercancía.

La nueva ministra ha empezado a realizar cambios en el equipo gestor del Departamento relevando a Pedro Saura, que será reeemplazado por Isabel Pardo de Vera.

De igual manera, la nueva ministra también ha empezado a realizar cambios en el equipo gestor del Departamento relevando a Pedro Saura, que será reeemplazado por Isabel Pardo de Vera, como nueva secretaria de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

En Huelva, UGT ha denuncido el convenio provincial del transporte de mercancías para forzar la negociación en busca de un nuevo acuerdo laboral, que reemplace al suscrito el pasado 2020.

Por lo que respecta a datos estadísticos, la cifra de negocio del transporte y la logística sigue recuperando terreno en mayo que, en el caso del transporte de mercancías por carretera,  acumula un crecimiento de un 11,9% en los cinco primeros meses del año.

Sin embargo, por otra parte, se detecta un incremento de la conflictividad laboral en la logística y el transporte, con un total de diez huelgas en marzo, especialmente en el transporte y actividades postales.