Así ha sido la semana del 4 al 8 de julio en el transporte por carretera

La primera semana de julio en el transporte por carretera centra la atención en los combustibles y las ayudas para las empresas del sector.

Viernes, 08/07/2022 por CdS

El precio del gasóleo ha retrocedido en la semana.

Los primeros días de julio focalizan la mirada del transporte de mercancías en los combustibles y en las ayudas para la transformación del sector.

Así pues, el transporte valenciano afirma sentirse «asfixiado» por los combustibles y la escasez de conductores, según desvela una reciente encuesta de Fvet, que también señala otros problemas como los costes laborales o de incrementos en los precios de los vehículos.

A su vez, el Ministerio de Economía ha aclarado cómo contabilizar y tributar la bonificación al combustible a través de una resolución interpretativa ante las dudas que ha generado tanto la aplicación de dicha medida como su correcta contabilización.

El precio del gasóleo parece dar un cierto respiro, aunque no baja de los dos euros el litro.

En este contexto, el consumo de gasóleo A ha aumentado un 5,4% en mayo y, a su vez, el precio del gasóleo se ha reducido, aunque continúa por encima de los dos euros.

Además, las pequeñas empresas de transporte europeas se muestran preocupadas por la inclusión del sector en el régimen de comercio de emisiones y la falta de infraestructuras de energías alternativas.

Al tiempo, Transportes ha anunciado que repartirá 110 millones de euros a las comunidades autónomas para digitalizar el sector y fijará en un Real Decreto la concesión directa de estas ayudas.

Las relaciones entre transportistas y cargadores parecen volver a cauces de colaboración.

Por otra parte, un total de 118 empresas han solicitado fondos europeos para digitalizar y descarbonizar el transporte por un valor total de 603,6 millones de euros, un 31% por encima de la financiación disponible.

En otro ámbito, Comisiones Obreras reclama su hueco en la negociación de Transportes con Comité Nacional y Plataforma porque se «se están invadiendo espacios que pueden entrar en conflicto con lo establecido en los convenios colectivos», mientras que las relaciones entre transportistas y cargadores parecen volver a encauzarse.

De igual manera, las matriculaciones de vehículos industriales se han recuperado casi un 26% en junio, mientras que las de semirremolques mantienen la senda alcista en un escenario de incertidumbre.