La escasez de conductores se ha mostrado como un problema de primera magnitud en el Reino Unido, donde han tenido que recurrir al Ejército para distribuir combustible.

Sin embargo, no es un problema lejano, sino una realidad cercana, como demuestran el transporte gallego o la labor de los operadores de transporte. Así mismo, los transportistas valencianos estiman que necesitan entre 1.500 y 2.000 conductores.

De igual modo, la falta de chóferes en el Reino Unido está dificultando la puesta en marcha de un servicio ro-ro desde el puerto de Almería, especialmente pensado para frutas y verduras.

De hecho, los conductores profesionales, tanto los de vehículos pesados, como los de reparto y distribución, se encuentran entre las profesiones más demandas de la economía española, tal y como señalan los últimos datos hechos públicos por Infojobs.

Los transportistas valencianos estiman que necesitan entre 1.500 y 2.000 conductores.

Mientras, Castilla y León ha decidido empezar a subvencionar la obtención del carnet y del CAP para favorecer la entrada de nuevos profesionales en el sector.

Hablando de problemas, la crisis de los microchips en la industria automovilística está colocando al millar de empresas transportistas y autónomos de portavehículos al borde del abismo.

En el ámbito regulatorio, Tráfico ha introducido, con carácter voluntario, la nueva pegatina de ángulo muerto y ha regulado el número y lugar de colocación de estos indicativos en los vehículos a través de una Instrucción.

Por otra parte, Transportes ha dictado una Instrucción sobre interpretación en la inspección de tiempos de conducción y descanso, así como para el uso correcto del tacógrafo.

La Ley de Morosidad ya está en vigor desde el pasado domingo, 3 de octubre

Así mismo, desde el pasado fin de semana, ya está en vigor la ley de morosidad en el transporte, tras publicarse en el BOE, con multas para el retraso en el pago de hasta 6.000, que pueden alcanzar los 30.000 en casos excepcionalmente graves.

Los autónomos del transporte han recibido bien esta norma, aunque, al tiempo, señalan algunas otras de sus reivindicaciones que aún quedan por cumplir.

En el terreno laboral, esta semana se ha hecho oficial el nuevo convenio colectivo provincial de transporte de mercancías en Huesca que estará en vigor hasta 2023.

Por lo que respecta a las estadísticas, en septiembre, la afiliación a la Seguridad Social en el transporte y la logística ha crecido ligeramente gracias al empleo por cuenta ajena, mientras cae levemente el número de autónomos.