Existe la sensación en el transporte de que la eliminación de gran parte de los requisitos de entrada al mercado perjudica al sector.

En este sentido, Fenadismer ha denunciado esta misma semana que la convalidación de los títulos extranjeros de transportista se está convirtiendo en un coladero para la entrada de más competencia.

Los registros estadísticos constatan el aumento del número de trabajadores extranjeros en el sector. El pasado mes mayo crecía el volumen de autorizaciones de trabajo concedidas a ciudadanos extranjeros en la logística y el transporte.

Por otra parte, en los últimos días también se han dado a conocer los últimos datos estadísticos de Tráfico sobre siniestralidad vial durante los meses de julio y agosto.

Por lo que respecta al transporte de mercancías, se ha registrado un retroceso de la siniestralidad vial en verano en comerciales e industriales, especialmente en las furgonetas.

En relación con el uso de las carreteras, Navarra y el Estado negocian el traspaso de competencias en materia de tráfico y seguridad vial a la Comunidad Foral, lo que a buen seguro implicará que la región establezca nuevas restricciones al tráfico de camiones en su territorio cuando las tenga transferidas, algo que muy probablemente será una realidad el año que viene.

Todos los actores de la cadena logística y de transporte parecen haber tomado conciencia del gran problema que supone la escasez de conductores.

Según ATA, España podría tener problemas de desabastecimiento en un plazo de cinco años si no se toman pronto decisiones para atraer jóvenes al sector con el fin de paliar la escasez de conductores existente en el país.

Mientras, los cargadores se comprometen a planificar la gestión de muelles y la asignación de franjas horarias, y garantizar la seguridad y bienestar del conductor, con la intención de mejorar las condiciones de trabajo de los conductores. Parece así que todos los actores de la cadena logística han tomado conciencia de un problema de primera magnitud.

De igual modo, en un contexto de descensos generalizados en toda la economía española durante el segundo cuatrimestre de 2021, el coste laboral de la hora de trabajo en el transporte y la logística también retrocede.

Por otro lado, Cepyme estima que hasta junio se ha recuperado solo un 60% del tejido empresarial destruido durante la crisis, algo que en la logística y el transporte ha supuesto la desaparición de más de 5.500 empresas, mientras que el plazo medio de pago en el transporte por carretera termina agosto en los 81 días, con un un 65% de los abonos que superan los plazos fijados en la Ley de Morosidad.

Más de 5.500 empresas de transporte y logística han desaparecido por la crisis.

En el ámbito provincial, sindicatos y patronal han suscrito un acuerdo para un nuevo convenio provincial para el transporte de mercancías en Granada, que entrará en vigor en breve con una duración de tres años.

Así mismo, en Galicia, el sector quiere que se aprovechen los fondos de recuperación para ponere en marcha aparcamientos de camiones ante la falta de espacios de que adolece la región.

Cataluña, por su parte, quiere prohibir la circulación de camiones por la AP-7 los domingos de septiembre, tras las retenciones que se produjeron el primer fin de semana de septiembre en la provincia de Barcelona. La medida supondría alejar aún más las exportaciones españolas de sus mercados de destino europeos, con la consiguiente pérdida de competitividad para el sector exterior español.

Al tiempo, La Rioja ha inspeccionado 4.130 vehículos de transporte en 2020, en los que se han abierto 1.617 expedientes sancionadores, la mayoría por incumplimiento de los tiempos de conducción y descanso.

A nivel europeo, durante el pasado mes de agosto se ha disparado la capacidad y han retrocedido los precios en el transporte europeo con respecto a julio, aunque el gasóleo sigue su escalada.