Por segundo año consecutivo, Marruecos ha dejado a los puertos españoles fuera de la Operación Paso del Estrecho para contener la pandemia del Covid-19.

Las esperanzas se centran en recibir pasajeros de vuelta a Europa tras las vacaciones, por lo que el puerto de Almería ya tiene a punto las obras de mejora, mantenimiento y conservación, así como todos los servicios portuarios, a falta de la contratación de personal de refuerzo.

En su caso, el de Motril ha acordado bonificar en un 60% la tasa por ocupación que soportan las terminales de Armas y FRS para compensar el impacto negativo en sus cuentas del cierre de fronteras.

Por otra parte, los sindicatos de Puertos del Estado y de las Autoridades Portuarias retomarán a mediados de junio las movilizaciones para reclamar las subidas salariales que aún no se han hecho efectivas.

No es el único frente que tiene abierto el departamento que preside Francisco Toledo, al que Coordinadora ha solicitado «que se implique más en el objetivo de dar, cuanto antes, un marco jurídico que garantice la estabilidad laboral de la estiba».

En otro orden de cosas, España ha sido el último país en adherirse al Convenio de Hong Kong, que cubre aspectos como el proyecto, construcción, explotación y mantenimiento de los buques, así como el reciclaje.

Sostenibilidad e intermodalidad

El ámbito de la sostenibilidad ha cobrado especial relevancia en los últimos días, tras la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, que en el puerto de Barcelona reunió a un total de 21 empresas implicadas en la concienciación sobre esta materia.

El de Málaga, que tiene en marcha la iniciativa Puerto Verde, se ha marcado el objetivo de integrar la sostenibilidad en su actividad diaria, aprovechando su localización en una ciudad turística y tecnológica.

El puerto de Bilbao ha recibido por primera vez a un buque propulsado por GNL.

Además, Enagás y Península construirán un buque de suministro de GNL de 12.500 m³ de capacidad, que operará en el Estrecho de Gibraltar, con  Algeciras como puerto base.

El Avemar Dos de Balearia ha vuelto a cubrir, precisamente, la ruta entre Ceuta y este puerto andaluz, tras su remotorización, mientras que el Containerships Borealis se ha convertido en el primer buque propulsado por GNL que atraca en el puerto de Bilbao.

Respecto a los avances en la intermodalidad, el puerto de Tarragona ha firmado un protocolo con Adif para la planificación y gestión del tráfico ferroportuario de mercancías, y el de Santander aprovechará el puerto seco de Azuqueca de Henares, en Guadalajara, para agilizar la recepción y entrega de UTIs entre la instalación y la capital.

Otros avances en el sector portuario

También ha adjudicado el contrato de obras para la remodelación de los Muelles de Maliaño, que permitirán el atraque de buques ro-ro y buques ro-pax, además de cruceros.

Por otro lado, han finalizado en Vigo las obras de mejora de los cierres perimetrales en la terminal de coches de Bouzas y en los muelles comerciales, y el PP ha pedido en el Senado el reestablecimiento de la línea entre Gijón y Nantes-Saint Nazaire.

En la Comunidad Valenciana, los integrantes de la tripulación del buque hundido recientemente en Castellón han denunciado sus lamentables condiciones de trabajo ante Capitanía Marítima.

Mientras tanto, el puerto de Valencia ha establecido un protocolo de seguridad sanitaria junto a Balearia para hacer frente al incremento de viajeros que se espera para las próximas semanas, y el que ha elaborado el puerto de Ceuta frente al Covid-19 en su Estación Marítima ha recibido el sello Aenor.

Fuera de nuestras fronteras, la naviera Grimaldi ha recibido el último de los siete portacoches encargados al astillero chino Yangfan y Goodman tiene previsto desarrollar una plataforma logística fluvial en París.