Tal y como se venía vaticinando, el hartazgo del transporte ha llegado a su límite y el Comité Nacional ha convocado un paro patronal en el sector para tres días previos a las Navidades.

En nada ha ayudado la postura de la Administración. E incluso podría ser peor si las organizaciones empresariales prestan atención a las últimas palabras de la Ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana en relación con el paro, achacando el conflicto casi de manera exclusiva a las relaciones entre los transportistas y sus clientes.

De igual modo, también se avecina conflicto, esta vez entre las empresas murcianas y sus trabajadores, a cuenta de las negociaciones del convenio colectivo de transporte en Murcia, con diferencias insalvables en la regulación del plus de kilometraje.

Mientras, el proyecto de pago por uso sigue sumando etapas para convertirse en una realidad tangible en un par de años.

El aumento de los precios se va en unos costes que crecen más.

Todo ello se produce en un contexto en el que la demanda de transporte crecerá un 42% durante el pico estacional del ‘Black Friday’ y las navidades, especialmente de servicios de grupaje urgente, según el pronóstico de Ontruck.

Sin embargo, el aumento de los precios a nivel europeo, que no notan los pequeños transportistas, parece que se va en unos costes que también se incrementan con fuerza, especialmente el del gasóleo.

Además, ahora se suma la escasez de AdBlue por la subida de los precios del gas natural, que provocará desabastecimientos en Europa, encarecerá los costes del transporte y podría obligar a parar a 120.000 camiones.

Al panorama se suma la escasez de AdBlue, que encarecerá aún más el transporte.

En este ámbito precisamente, el Gobierno ha anunciado que retrasa la llegada del nuevo impuesto al diésel, ya que, según la ministra Ribera, en estos momentos «sería enormemente sensible introducir un incremento adicional que perjudicaría a quienes más necesitan esos recursos».

Ante un contexto tan complejo, la Iru pide acciones políticas para superar la crisis que viven las cadenas de suministro en cuatro áreas diferentes que incluyen impuestos, escasez de personal, libertad de circulación y mejora en el tráfico portuario.

En el plano empresarial, destaca la operación de compra de la murciana Eurosol Cargo por la navarra Transportes Cruz.

Mientras, la Inspección de Trabajo ha sancionado a Transportes Caudete a instancias de Comisiones Obreras que señala posibles irregularidades en la contratación y falta de libertad sindical.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px