Correos ha copado una parte importante de la actualidad del sector logístico en los últimos días.

Si el pasado lunes, Competencia se inclina porque Correos debe prestar servicio postal universal de recogida y entrega, así como de apertura de oficinas todos los días laborables del año, incluyendo los días 24 y 31 de diciembre, días después, los sindicatos cargaban contra su plan para el entorno rural, al que tildaban de «propaganda».

La compañía reaccionaba resaltando que «no va a cerrar ninguna oficina rural» y defendiendo su apuesta por la digitalización y el empleo estable como vía para asegurar su presencia en toda España, mientras se prepara para nuevas pruebas de ingreso.

En el ámbito de las plataformas de reparto, las cosas también están que arden. Los sindicatos han decidido denunciar ante la Audiencia Nacional a Uber Eats por lo que consiideran el posible despido colectivo de 3.000 repartidores desconectados de la aplicación de la plataforma.

Pocas semanas después de su entrada en vigor, la Ley ‘Rider’ actúa como un terremonto entre las plataformas de reparto.

Por otra parte, los Gobiernos central y catalán también han encontrado otro motivo de enfrentamiento en la ampliación del aeropuerto de El Prat. Transportes ha decidido paralizar una inversión de 1.700 millones de euros por la falta de apoyo de la Generalitat al proyecto, debido a su impacto medioambiental.

Ya en el terreno empresarial, Stef parece haber recuperado el nivel de actividad anterior a la pandemia, con buenos datos de cifra de negocio y enfocado en mantener su estrategia de inversión en activos logísticos e inversión.

Por otra parte, DFDS ha obtenido el visto bueno de la Comisión Europea para completar la adquisición de HSF Logistics este mismo mes.

Así mismo, Aliexpress ha empezado a instalar consignas en España, con 200 ubicaciones en Madrid y Barcelona que espera ampliar a más de 600 instalaciones antes de final de año.

Mientras, Ontime busca financiación en el mercado alternativo por valor de 50 millones de euros mediante la emisión de pagarés.

Además, DSV Panalpina eliminará la denominación Panalpina, tras la compra de la división de logística de Agility.

De igual modo, Paack ya tiene operativo su nuevo almacén automatizado de Madrid que permitirá aumentar productividad y reducir errores, con capacidad para procesar hasta 12.000 paquetes por hora.

La crisis sanitaria ha provocado la desaparición de más de 5.500 empresas del sector.

Desde el punto de vista estadístico, en los últimos días se ha sabido que el coste laboral de la hora de trabajo en el transporte y la logística ha caído en el segundo trimestre de 2021, mientras que, al tiempo, la conflictividad laboral en la logística y el transporte se coloca durante mayo en mínimos, con cuatro huelgas concentradas en empresas de transporte terrestre y almacenamiento.

Así mismo, Cepyme estima que hasta junio se ha recuperado solo un 60% del tejido empresarial destruido durante la crisis, algo que en la logística y el transporte ha supuesto la desaparición de más de 5.500 empresas.

Adicionalmente, el estudio de los cuatro perfiles profesionales con más futuro en la logística realizado por Packlink recienemente permite afirmar que el sector vive un proceso de transición hacia servicios de alto valor añadido basados en la tecnología.

Diversas operaciones en la Comunidad Valenciana, Cataluña y Sevilla protagonizan la semana inmologística.

Finalmente, en el terreno laboral, los sindicatos y la patronal han conseguido alcanzar esta semana un laborioso acuerdo para un nuevo convenio colectivo provincial de logística en Sevilla.

En el ámbito inmologístico, la semana ha sido fructífera. Así, Amazon tiene previsto abrir su primer centro logístico en la Comunidad Valenciana en 2022.

Al tiempo, VGP adquiere 35.000 m² de suelo logístico en Cataluña, con espacios en las localidades barcelonesas de Martorell y Granollers, mientras que Panattoni desarrollará su primer proyecto logístico en Sevilla con 72.000 m² de superficie alquilable.

Así mismo, Azora ha elevado su inversión en logística de última milla hasta los 250 millones de euros, que canalizará a través de MilePro.

Por lo que respecta al ferrocarril, Renfe y los privados mantienen sus respectivas cuotas en el mercado de transporte ferroviario de mercancías, con un volumen al alza de un 14,27% en la primera mitad de 2021.