La Asociación de Transportistas Autónomos Vascos ha denunciado los actos vandálicos que se produjeron el 26 de julio con la quema de dos camiones que se encontraban estacionados en el Centro de Transportes de Vizcaya, situado en la localidad de Ciérvana.

Desde Asotrava, han solicitado que los cuerpos de seguridad investiguen los hechos ocurridos e identifiquen a los causantes de estos fuegos. Igualmente, exigen a Aparkabisa que incorpore los medios de prevención y vigilancia adecuados en el centro, pues se han demostrado «o inexistentes o ineficaces«.

El objetivo es garantizar la protección de los usuarios del aparcamiento frente a la perpetración de posibles actos de este tipo, dentro de la responsabilidad civil subsidiaria que tiene legalmente y que se le exige.

Aunque en este caso no ha habido que lamentar ninguna lesión personal, en la Asociación han querido mostrar su solidaridad con los transportistas afectados y sus familias, dadas las consecuencias que tendrá en sus economías lo sucedido, más si cabe en la situación de crisis actual.

Por otro lado, han reclamado a la Autoridad Portuaria de Bilbao que adopte las medidas necesarias para que en las zonas de su competencia de accesos y alrededores, se puedan prevenir estos actos que perjudican a parte de la comunidad portuaria, como es el transporte.