Mega Trucks de 25,25 metros y 60 toneladas

A raíz del anuncio por parte de la Dirección General de Tráfico de proponer la modificación de la normativa vigente sobre pesos y dimensiones de los vehículos de transporte con el aumento de tonelaje máximo hasta 44 toneladas, la patronal Astic considera que este incremento de la masa máxima autorizada (MMA), con la consiguiente subida de la oferta, “acentuará de forma muy peligrosa el vigente desequilibrio en el mercado entre unos cargadores con menores necesidades de transporte y unos transportistas con excesiva oferta de toneladas disponibles, que se verían incrementadas en torno al 20%”.

Por ello, la asociación solicitará al ministerio de Fomento, que todavía no se ha pronunciado oficialmente, que muestre su oposición a la aprobación del aumento de MMA a 44 toneladas hasta que no se contemplen conjuntamente con dicha medida otras que redunden en una mayor eficiencia en el uso de los medios técnicos y humanos que el transporte por carretera acarrea.

En este contexto, sorprende la postura de Astic, dado que ha sido una patronal que generalmente se ha mostrado favorable al incremento de la MMA en los vehículos de transporte e, incluso, ha realizado estudios a través de su fundación Francisco Corell y del Centro de Investigación del Transporte TRANSyT en la que se pone de relieve las ventajas de los camiones 25,25 para el transporte de mercancías.

Ahora, la patronal advierte que se debe tener en cuenta que este incremento de la MMA en ningún caso podría aplicarse al transporte internacional, tanto de entrada como de salida de España, ya que este se rige por las normas europeas, que limitan la MMA a 40 toneladas, incluso si el transporte se realiza entre dos países que apliquen internamente el límite de 44 toneladas. De este modo, “se crearían dos tipos de masas máximas en los vehículos, una para el transporte nacional y otra para el internacional, complicando la normativa y dificultando el control”, destaca.

Poca aceptación en Cataluña

Asimismo, a Astic le resulta “muy llamativo” que esta propuesta se haga pública tras los resultados dispares que ha obtenido el experimento llevado a cabo por Generalidad de Cataluña, “en el que el uso de las 44 toneladas ha tenido una utilización muy inferior a la esperada”, recuerda la asociación.

La patronal presidida por Marcos Basante entiende que antes de proceder a esta modificación normativa “debería buscarse un incremento de la productividad de los vehículos”, a través de la apertura de corredores libres de restricciones a la circulación, de la eliminación de las reducciones a la velocidad máxima autorizada, de la flexibilización de la normativa sobre tiempos de conducción y descanso. Además no olvida que se debería eliminar las nuevas tarificaciones de infraestructuras que se están implantando en Cataluña y Guipúzcoa.