Proyecto Marco Polo 2012

Tras la recomendación hecha por el Tribunal de Cuentas Europeo de suspender la financiación de los programas de transporte Marco Polo porque los resultados de un informe especial sobre la efectividad de estos programas concluyen que han resultado ineficaces, la Asociación de Transporte Internacional por Carretera (Astic) se apresura a calificar de “gasto innecesario” los más de 500 millones de euros destinados en los últimos años por el programa europeo Marco Polo para desviar el transporte de mercancías desde las carreteras hacia otros modos de transporteconsiderados erróneamente como más convenientes o sostenibles por nuestros políticos”.

Haciéndose eco del estudio del Tribunal de Cuentas Europeo, Astic también coincide en que el programa ha resultado ser un rotundo fracaso. En dicho informe, el Tribunal señala que los programas han sido ineficaces “ya que no se han propuesto proyectos, el impacto en el desvío de la carga de las carreteras fue limitado y no se dispone de datos que permitan evaluar los beneficios previstos de reducción del impacto medioambiental del transporte de mercancías, limitación de la congestión y mejora de la seguridad viaria”.

Por ello, la patronal española entiende que el fracaso de este programa, con los costes que conlleva, ha puesto una vez más de manifiesto la “persecución” a la que el sector del transporte de carreta se ve sometido.

Astic se muestra contraria a los enormes gastos que conllevan este tipo de programas y a los argumentos que esgrimen para realizarlos, ya que “el desvío del transporte por carretera no es la solución para la reducción del impacto medioambiental, la congestión tráfico o la mejora de la seguridad vial”.

Una vez más, Astic solicita que las ayudas vayan en otras direcciones, como la creación de parkings vigilados, disminución de las tasas e impuestos especiales o la consideración formal del sector como estratégico para el desarrollo de la economía europea, proporcionando a los trabajadores mejores condiciones para desarrollar su labor y a las empresas el marco legal y las infraestructuras necesarias para ser cada día más efcientes y sostenibles.

Para Marcos Basante “este informe no hace más que reforzar todas las peticiones que viene haciendo la asociación a los diferentes entes gubernamentales, que deben darse cuenta de que el transporte por carretera no es un enemigo y sí uno de los métodos más económicos y eficaces para el comercio tanto en España como a nivel internacional. Baste constatar como más del 50% de las mercancías en Europa se mueven por carretera con más de 1,8 billones de toneladas kilómetro realizadas anualmente«.