transporte por carretera La Rioja N-232

Actualmente, la Unión Europea produce el 10% de las emisiones de CO2 con origen en la actividad humana en el mundo.

La Asociación Internacional del Transporte por Carretera, Astic, ha elaborado una infografía informativa para intentar desmontar la idea de que el transporte por carretera es el sector más contaminante.

Este documento, desarrollado con motivo de la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, recoge los esfuerzos de este segmento por reducir sus emisiones de CO2, aportando cifras concretas sobre el impacto contaminante de sus operaciones y su porcentaje en el cómputo global de la Unión Europea.

Actualmente, la UE produce el 10% de las emisiones mundiales de CO2 con origen en la actividad humana, según los datos recogidos por Universe Discover 2017. De estas, el transporte por carretera representa el 6% del total, mientras que más del 40% corresponde a la generación de energía y calefacción y casi un 20% al sector industrial y la construcción.

Si se excluye el transporte profesional, se observa que el sector acumula el 10% de las emisiones totales de la UE. Así, según los cálculos de la Asociación, mantener parado todo un año el total del parque de camiones no supondría ni un 1% de reducción de las emisiones globales en el mundo.

Disminuir las emisiones

Reducir su impacto contaminante es, actualmente, uno de los principales retos del sector por carretera, y en este contexto, desde Astic se ha afirmado que el transporte por carretera «va por el buen camino» para reducir los gases de efecto invernadero derivados de sus operaciones.

Para poder mejorar la sostenibilidad de sus actuaciones, las compañías del sector se han centrado en la inversión en vehículos con mayor eficiencia tecnológica, la formación de los conductores en habilidades de conducción económica, la inversión IT para optimizar la planificación de rutas y la mejora de la gestión de cargas.

Desde la Asociación han afirmado que en los últimos 10 años la tecnología y la incorporación de sistemas más evolucionados han permitido que los nuevo vehículos disminuyan sus emisiones más de un 20%. Asimismo, han destacado el esfuerzo llevado a cabo por el sector para desarrollar estas inversiones, recalcando las actuaciones realizadas durante la crisis.

Por ello, han propuesto que se tomen medidas que ayuden al transporte por carretera a mejorar la eficiencia energética de sus flotas, como eliminar los puntos negros y cuellos de botella, reducir las restricciones al tráfico e incentivar las renovaciones de flotas.