transporte mercancias por carretera

Astic aboga por el desarrollo de corredores de carretera para el tránsito de camiones las 24 horas del día, los siete días de la semana.

Con las elecciones generales del 20D a la vuelta de la esquina, las asociaciones de transporte se están lanzando a elaborar documentos y redactar medidas para que los partidos políticos tengan en cuenta al sector en la próxima legislatura.

Esta vez, Astic ha propuesto a las organizaciones políticas que se presentan a las elecciones generales del 20 de diciembre un decálogo de medidas para impulsar el sector, entre las que se encuentra la creación de un Ministerio exclusivamente de Transporte.

Decálogo de medidas para impulsar el sector del transporte por carretera

1. Creación de un Ministerio de Transporte. Según la última Encuesta de Comercio Internacional de Servicios del INE, el transporte es ya el segundo servicio más exportado en España. Además, el transporte por carretera, por su flexibilidad, eficacia y eficiencia, es el modo preferido por el mercado. Astic exige a los partidos políticos que consideren el transporte por carretera como un “sector estratégico” para la economía por su importante impacto en la industria y el comercio; así como por su contribución la vertebración social y territorial del país.

2. Unidad de mercado: armonización legislativa europea y nacional. Revisión del marco legal, haciéndolo más simple, más claro y con una aplicación más práctica, para que favorezca el crecimiento y la competitividad del transporte por carretera. En España, por ejemplo, conviven medio centenar de convenios colectivos diferentes dentro del sector.

3. Acabar con la asfixiante carga impositiva y de costes sociales que soporta el sector. El transporte por carretera aporta 15.000 millones de euros anuales a las arcas públicas, a través de impuestos y da empleo directamente a medio millón de personas en España. La implementación de nuevos gravámenes, como una hipotética ‘euroviñeta’, llevaría al transporte a una situación crítica para su supervivencia.

4. Apuesta por la intermodalidad. Astic reclama un equilibrio presupuestario entre las diferentes tipologías de transporte con el objetivo de construir una verdadera red intermodal, que sea eficaz y eficiente. Desde hace 14 años nuestra UOTC (Unión de Operadores de Transporte Combinado) trabaja para que a la carretera se le facilite la colaboración con otros modos de transporte. Hay que eliminar barreras y diluir las posiciones de dominio de los medios estatalizados.

5. Lucha contra la morosidad. Los plazos de pago en el transporte por carretera se incumplen en el 70% de las operaciones. El plazo medio se sitúa en torno a 90 días, cuando la Ley de contrato de transporte lo establece en 30.

6. Batalla contra la atomización empresarial. España cuenta con el doble de compañías de transporte por carretera respecto a Alemania, mientras que nuestra población es la mitad que la de nuestro vecino germano y nuestro PIB representa la tercera parte del producto interior bruto de dicho país. Existe demasiada normativa en España y este factor desalienta el crecimiento de las empresas. Por lo tanto, debe corregirse ese marco legal para que incentive la creación de un tejido de empresas de tamaño medio-grande, capaces de afrontar los nuevos retos económicos, sociales y medioambientales.

7. Creación de corredores de carretera 24h/7d. Astic exige que el importante esfuerzo inversor realizado en infraestructuras viales permita el desarrollo de corredores de carretera para el transporte de mercancías, que permanezcan abiertos 24 horas, durante los siete días de la semana.

8. Impulso al empleo. Astic prevé que en los próximos años no se podrán cubrir las necesidades de conductores profesionales de camiones. Es necesario dignificar la profesión, hacerla más atractiva para los jóvenes y modernizar las políticas de formación.

9. Compromiso con el medio ambiente. La asociación pide a los partidos que incentiven a las empresas con proyectos encaminados a reducir las emisiones de CO2 y la contaminación acústica; así como la puesta en marcha de políticas sostenibles para mejorar la eficiencia energética en el transporte.

10. Inversión en nuevas tecnologías. Apoyar la inversión en I+D+i en el sector. Uno de los grandes retos es modernizar y hacer más eficiente la gestión de las flotas de camiones de forma coordinada con los clientes, con las autoridades de vigilancia y con el resto de tipologías de transporte.