Red de carreteras en la provincia de Córdoba

El retorno de vacío impacta en mayor medida en los transportistas andaluces que realizan transporte internacional.

La Asociación de Transporte Internacional de Carretera (Astic) ha solicitado a las formaciones políticas que concurren a las elecciones de Andalucía, las cuales tendrán lugar el próximo 22 de marzo, que tengan presente las necesidades y la importancia del sector en la elaboración de sus respectivos programas electorales.

Para Astic, el sector del transporte por carretera «es clave para la economía andaluza» ya que está fuertemente ligado al ciclo exportador que propicia la actividad hortofrutícola de la región, siendo además un sector claramente generador de empleo.

Del mismo modo, desde la asociación recuerdan que Andalucía lidera en España la clasificación por número de vehículos pesados autorizados para transporte público de mercancías, representando más del 15% del total de la flota, lo que supone más de 30.000 vehículos pesados.

En cuanto al empleo, el colectivo de vehículos pesados genera alrededor de 40.000 puestos de trabajo directos, a los que habría que sumar los ocupados del transporte ligero y de pasajeros, así como los empleos indirectos. Por tanto, esta cifra supera ampliamente los 100.000 profesionales en Andalucía.

Problemas para los transportistas en Andalucía

Por otro lado, «la naturaleza de las exportaciones hace que la estacionalidad de los transportes sea más acusada en esta zona de España”, indican desde Astic.

Además, las empresas andaluzas que realizan transporte internacional experimentan mayores problemas en el «retorno a casa», dada la ubicación geográfica que la región tiene con respecto al resto de Europa. 

En el mismo sentido, la estructura y dimensión del PIB de Andalucía conlleva que el retorno en vacío de los transportistas se aprecie de manera más negativa que en otras comunidades autónomas de España.

Por todo ello, el reto principal de cara al futuro, afirman desde Astic, pasa por impulsar las inversiones públicas y privadas que permitan una eficiente y competitiva intermodalidad con los puertos, los ferrocarriles y resto de medios de transporte, ya que Andalucía «mira desde España a Iberoamérica y África», con lo que pasa de ser periferia de Europa a centro geográfico del intercambio entre continentes.