transporte carretera

La Asociación ha defendido la flexibilización de los tiempos de descanso para facilitar la vuelta a casa.

La Asociación de Transporte Internacional por Carretera, Astic, ha defendido los intereses del sector español en Europa en un encuentro con la Comisión de Transporte del Parlamento Europeo, en el que también han estado presentes 11 de las principales asociaciones de transporte de la Unión.

La representación sectorial, encabezada por la Unión Internacional del Transporte por Carretera, IRU, ha incluido a representantes de la Asociación Irlandesa de Transporte por Carretera, IRHA, la Asociación Danesa de Transporte de Mercancías, ITD, y la Asociación de Transporte Internacional de Polonia, ZMPD, entre otras.

Durante su intervención ante los parlamentarios europeos, el director general de la Asociación, Ramón Valdivia, ha solicitado la exclusión del transporte internacional de la Directiva de trabajadores desplazados, ya que “favorece prácticas proteccionistas y aumenta la tendencia a la subcontratación de autónomos”.

Asimismo, ha mostrado su rechazo a la deslocalización de las empresas que buscan una competitividad desigual «sustentada en la reducción de impuestos o de los costes laborales» y ha hecho hincapié en la necesidad de impulsar una normativa para eliminar las trabas actuales al transporte por carretera, como la reciente prohibición del descanso en cabina.

Para Valdivia, el problema radica en que las áreas de descanso en las que deben estacionarse los camiones son insuficientes, inadecuadas e inseguras. En este sentido, propone excluir de esta normativa a los que estacionen en lugares «adecuados a la dignidad de los profesionales y a la seguridad de los vehículos y de las cargas«.

Flexibilización de los tiempos de descanso

Por otro lado, desde Astic se ha vuelto a insistir en la flexibilización de los tiempos de descanso para facilitar la vuelta a casa y la necesidad de mejorar la eficiencia del sector con el nuevo paquete de movilidad, fomentando un marco de competencia justa entre los operadores de todos los países.

Para terminar, el director de la Asociación ha expuesto ante los parlamentarios su propuesta para conseguir alargar el actual límite de seis periodos de 24 horas hasta un máximo de nueve antes del siguiente descanso semanal, lo cual se vería proporcionalmente ampliado en el tiempo de descanso a disfrutar. De este modo, los transportistas podrían llegar a su destino para realizar el descanso acumulado.