Durante el pasado mes de agosto se han producido numerosas agresiones contra vehículos españoles de transporte de mercancías que llevaban productos agrícolas por parte de piquetes de agricultores franceses. Las fuerzas de seguridad francesas en numerosas ocasiones estaban presentes pero no han intervenido para impedir las mencionadas agresiones, lo que constituye una vulneración evidente de su obligación de impedir la comisión de delitos y garantizar la libre circulación de personas y bienes por su territorio.

ASTIC ha remitido un escrito al ministro francés del Interior, Claude Guenant por el que requiere la realización de las investigaciones oportunas para conocer a los responsables de esa conducta omisiva al objeto de realizar las reclamaciones a que pudieran dar lugar.

También ha reclamado de la Comisión Europea la investigación de los hechos, por si pudieran constituir una práctica encaminada a restringir la circulación de mercancías entre estados de la Unión Europea.

En ambos casos, ha sido apoyada por una solicitud similar formulada por la IRU (International Road Transport Union) , organización que representa a todas las organizaciones de transportistas a escala mundial, solicitando un mínimo compromiso en la garantía del libre tránsito de mercancías.