El día 29 de febrero llegó a los Astilleros del Guadalquivir el remolcador de altura ‘Seabulk Angola’, procedente del puerto de Cádiz. La embarcación, que fue trasladada por Boluda Corporación Marítima, cuenta con 49,5 metros de eslora y 15 metros de manga.

Botada en el año 2005, navega bajo la bandera de las Islas Marshall y ha sido adquirida recientemente por MSC Mediterranean Shipping. La naviera ha confiado en estas instalaciones del astillero en el puerto de Sevilla para su puesta a punto.

Por ello, desde días antes, los operarios estuvieron revisando las defensas del dique seco para recibir allí a la nueva embarcación. Las instalaciones están compuestas por este dique, de 140 metros de eslora por 23 de manga, y 150 metros de muelle, además de un varadero.

El astillero puede trabajar con varios barcos a la vez, tanto en seco como a flote, como ha sucedido en diversas ocasiones. Por otro lado, el puerto de Sevilla está avanzando en el cerramiento de su ampliación, con lo que Astilleros del Guadalquivir se convertirá en la primera empresa de reparación y construcción naval ubicada en una Zona Franca de España.