Las asociaciones de transportistas españolas con más representatividad en el sector del transporte por carretera han venido defendiendo hasta la saciedad, durante los últimos meses, el requisito de un mínimo de tres vehículos  para acceder al sector del transporte por carretera.

No obstante, no todos los transportistas están a favor de mantener este requisito establecido por el Ministerio de Fomento y cuestionado recientemente por la CNMC, que ha llevado el asunto a la Audiencia Nacional, y por la Comisión Europea.

De hecho, en la Asociación de Transportistas Libres e Independientes, Astrali, que promueve el procedimiento judicial abierto contra el requisito de la flota mínima, «están seguros» de que la Justicia fallará en su favor, según indican.

A raíz de la información facilitada recientemente por Fenadismer en la que señalaban que la Audiencia Nacional había declarado nula la primera de las dos causas abiertas por la CNMC, desde Astrali aseguran que la nulidad de actuaciones decretada por el tribunal «no significa que el proceso sea nulo o que la Justicia haya dado la razón a una de las partes en perjuicio de la otra».

«Ni mucho menos significa la terminación del procedimiento», apostillan desde la asociación. «Ha habido una parte de las actuaciones judiciales, que por un fallo o defecto procesal del Tribunal, ahora se restituyen a un momento anterior, sin que ello signifique su finalización, puesto que el Tribunal no se ha pronunciado sobre el fondo del asunto«, explican. 

Críticas a otras organizaciones

La asociación no ha escondido su malestar ante el proceder de otras organizaciones que sí apoyan el mantenimiento del requisito. «Una vez más nos encontramos con que las informaciones vertidas por federaciones de nuestro sector carecen de veracidad, intentando así tergiversar la realidad y hacer creer al transportista que gracias a su labor benefician al sector», indican.

«El proceso judicial sigue su cauce porque hasta el momento no se ha dado ningún frente con argumentos y menos aún razón para dejar creer en una inminente sentencia a nuestro favor«, sostienen desde Astrali, en la que consideran que «la manera con que se trata de retrasar la sentencia es clara muestra de la impotencia de los supuestos veladores de los intereses de los transportistas”.

Por otro lado, desde la asociación han querido «desmentir las acusaciones que tratan de calificar el inminente éxito de su demanda como una potencial fuente de entrada de grandes multinacionales y grupos económicos».

Según Astrali, la regulación de un mínimo de tres vehículos «no es ninguna barrera» para las multinacionales, «que no entran con tres vehículos sino con 300 o más». «Únicamente es un impedimento para la entrada al pequeño autónomo al que se le obliga a entrar a través de la compra de autorizaciones».