congreso-de-astre-en-tenerife

La Asociación ha demostrado un gran dinamismo en países como España, Portugal, Italia y la región del Benelux.

La Asociación de Transportistas Europeos, Astre, ha celebrado en Tenerife su Congreso Anual, en el que sus miembros han hecho balance de sus actividades y han repasado los principales retos a los que se enfrentan en el futuro.

Aunque Astre nació en Francia en 1992, 27 años después más de un tercio de sus 160 miembros son de otros países. De hecho, ha demostrado un gran dinamismo en países como España, Portugal, Italia y la región del Benelux, aunque a día de hoy cuenta con influencia en toda Europa, desde el Atlántico hasta los Urales.

Uno de los aspectos más destacados de su proyecto, en el que se ha hecho hincapié durante el Congreso, es la colaboración. Aunque se mantenga la independencia y competitividad del mercado, las estructuras permiten agrupar las compras y enriquecerse mutuamente a través de experiencias y conocimientos que permiten un mejor desarrollo al ahorrar tiempo y ofrecer servicios compartidos a los clientes.

En Tenerife, se ha hecho patente este espíritu, pues miembros nuevos y veteranos se han unido para sellar los acuerdos que les permitirán desarrollar proyectos conjuntos potenciando la productividad de sus empresas.

Además, se ha resaltado el crecimiento del modelo de distribución de palets de Astre, Palet System, que ha permitido crear un servicio de logística para que fabricantes y distribuidores gestionan sus existencias y flujos con un solo interlocutor.

Gracias al apoyo de los comités de la Asociación, los diferentes miembros han podido avanzar en los últimos años en el aspecto ambiental y de desarrollo sostenible, así como en todo lo que tiene que ver con la formación o la digitalización.