Instalaciones de Delta Division en Ribarroja

Instalaciones de Delta Division en Ribarroja

Astre Península Ibérica, en el marco del ‘Proyecto Astre 2022’, ha puesto en marcha la primera línea de transporte internacional directa entre socios de la Agrupación de Transportistas Europeos.

El ‘Proyecto Astre 2022’, fue aprobado en la última Asamblea General  anual de Accionistas Astre Cooperative celebrada en Paris, y sirve como marco de las líneas maestras de desarrollo de la organización para los próximos años, hasta 2022, año que coincide con el 30 aniversario de la organización.

Esta nueva línea directa de transporte internacional, desarrollada a propuesta de Astre Península Ibérica, supone el primer proyecto puesto en marcha dentro de la Agrupación como piloto para el desarrollo de líneas directas de transporte en el ámbito europeo.

La filosofía de este proyecto se basa en el conocimiento de los mercados locales por parte de los socios que participan, y en el establecimiento de conexiones directas, que permiten optimizar los plazos de entrega y los costes operativos. Está destinada al transporte de mercancía, tanto como de carga completa como de grupaje, pudiendo aceptar también el transporte de carga paletizada por unidades.

Los socios que participan en el proyecto son los valencianos de Delta División y la portuguesa TMS Logística. La línea unirá Valencia con Lisboa y Oporto en un primer momento y se inicia con una conexión semanal en ambos sentidos, a la que se añadirán nuevas frecuencias conforme vaya evolucionando la demanda.

En una segunda fase, está prevista su ampliación hasta Alicante, probablemente a partir de noviembre, con la incorporación de Allied Express Cargo al proyecto. El servicio también contempla la distribución de la mercancía en Portugal, desde las bases de Lisboa y  Oporto de TMS Logística y viceversa.

Nuevas líneas en los próximos meses

Otras líneas, actualmente en estudio, son la que unirá Saint Nazare con Vigo, que utilizaría la autopista del mar de Suardíaz y que está supeditada al comienzo definitivo de la conexión marítima entre ambos puertos, prevista para finales de año.

A esta segunda línea directa, se unirían la que conectaría Zaragoza con París y Barcelona con París, que permitiría ofrecer conexiones al resto de los países europeos, desde el hub de Astre en la capital francesa.

Este tipo de iniciativas, pretenden enfatizar los esfuerzos en el desarrollo del modelo colaborativo de Astre, que tan buenos resultados está dando como modelo de desarrollo de una oferta de servicios global, en igualdad de condiciones con las grandes empresas del sector.