Con paso lento pero constante, la liberalización del mercado ferroviario para mercancías continúa su desarrollo en España. Así, este miércoles la compañía Asturmasa Rail, S.A., ha presentado la solicitud ante la Dirección General de Transportes Terrestres del ministerio de Fomento para obtener la licencia de operador ferroviario.

La compañía es filial del grupo industrial Asturiana de Maquinaria (Asturmasa) y tiene su sede en Avilés, localidad donde también se ubica la central del grupo. José Antonio Arias y Francisco Tocado Prieto son los consejeros delegados mancomunados de la compañía, que ha empezado a operar con un capital social de 300.000 euros.

Según recoge el Boletín Oficial del Registro Mercantil, Asturmasa Rail tiene como objeto social «la prestación de servicios de tranporte ferroviario de viajeros o de mercancías por ferrocarril, que podrá prestarse sobre las líneas que se encuentren integradas en la Red Ferroviaria de Interés General y otras, en los términos establecidos en la Ley del Sector Ferroviario«.

Según ha podido saber cadenadesuministro.es, Asturmasa ha adquirido recientemente parte de los negocios de transportes del también grupo asturiano Cortés, centrado en diferentes líneas de actividad, entre ellas la de logística y transporte, tanto por carretera como ferroviario. Este grupo ha atravesado dificultades económicas que le han hecho desprenderse de parte de sus negocios .

Con la solicitud realizada, Asturmasa se convertirá en el operador ferroviario número 18 del mercado español. Una vez obtenida la licencia, es intención de la compañía iniciar los trámites para conseguir el certificado de seguridad, imprescindible para poder circular por la red de Adif.

Con su apuesta ferroviaria, Asturmasa Rail pretende ofrecer servicios integrales de transporte ferroviario con origen y destino Asturias con el centro peninsular apoyándose en las sinergias que puede conseguir a través del grupo empresarial al que pertenece.