Los últimos datos publicados por el Observatorio Europeo de Seguridad Vial indican que el número anual de fallecidos en accidentes de tráfico en la Unión Europea en los que estuvieron implicados vehículos pesados, se ha reducido casi un 50% entre 2007 y 2016.

Esto viene a corroborar la postura mantenida por la Asociación de Transportistas Autónomos, que no entiende «ese ataque permanente y esa criminalización» que se viene haciendo en muchos casos por parte de las autoridades, del transporte pesado.

En el año 2016, 4.000 personas murieron en Europa en accidentes de tráfico en los que estaba involucrado algún vehículo de más de 3,5 toneladas. La tasa de mortalidad en estos accidentes es de 8,1 por cada millón de habitantes, aunque en España se sitúa en un 6,1.

Sin embargo, para ATA el estudio estaría incompleto, pues no figura ningún dato que indique si el accidente ha sido provocado por el conductor del camión u otro vehículo. Por tanto, considera que se trata de una «prueba evidente del maltrato y criminalización que sufre el sector cuando se hace referencia a los accidentes de circulación«.

No obstante, cree que los datos «son una buena noticia«, que deja sin argumentos a los que imponen restricciones en determinados tramos de carretera a los vehículos pesados basándose en la siniestralidad.

En este sentido, denuncia que la situación se está repitiendo últimamente «sin ningún tipo de justificación» y desde el desconocimiento de la realidad, sin tener en cuenta que el transporte es un sector estratégico para la economía del país.