La gestión del intercambio de palets supone un problema capital para algunos segmentos del transporte de mercancías por carretera de difícil solución.

Con el fin de solucionar esta situación, Atfrie solicita «la prohibición, a ser posible a nivel europeo, del sistema de intercambio de palets tipo EUR», una medida destinada, a su juicio, a «satisfacer a todos los intervinientes en la cadena de transportes, tanto a los cargadores como a los propios conductores».

Con esta medida, la organización estima que los conductores «dejarían de dedicar un tiempo de su actividad diaria a la manipulación de los palets, lo que les acarrea no pocos problemas de salud laboral».

Por lo que respecta a los cargadores, Atfrie considera que «saldrían tremendamente beneficiados por una mejora en la eficiencia en el transporte de mercancías paletizadas y, por ende, en la cadena logística, que tanto reclaman», gracias, según sus cálculos, a que si no se transportan palets se ganan «aproximadamente, dos toneladas más de capacidad de carga del vehículo, sin necesidad de incrementar la MMA».

Además, defiende la patronal, «reducimos el tiempo de otros trabajos del conductor, con lo que se consigue un incremento correlativo de los tiempos de conducción efectiva, sin haber incrementado ni un minuto el tiempo de trabajo de los conductores», con lo que «se incrementa la productividad de los trabajadores y se mejoran los flujos del transporte».

La pohibición supondría, en opinión de Atfrie, una reducción de la tasa de CO2 emitido por tonelada de mercancía para consumo directo transportada y a una congelación del incremento del desgaste de firme de las vías por tonelada de producto para su consumo transportada.