El crucero Clio, perteneciente a Grand Circle Cruise Line, ha atracado en el puerto de Málaga con un permiso especial de Sanidad Exterior para realizar labores de aprovisionamiento de agua fresca, combustible y descarga de residuos.

Además, se ha procedido a la repatriación de parte de la tripulación que, con un plan de vuelo cerrado y garantizado, ha podido volver a sus lugares de origen. Los 12 tripulantes, de nacionalidad ucraniana, han sido trasladados en autobús desde las instalaciones.

El buque ha sido consignado por Marmedsa Cruise Services y ha permanecido durante unas horas en el Atraque Sur de la Terminal de Cruceros, antes de partir de nuevo hacia la bahía, desde donde ha puesto rumbo a otro destino.

Por su parte, el Sovereign de Pullmantur continúa en el Atraque Norte de la Terminal de Cruceros desde el mes de marzo. En las últimas semanas, ha realizado tareas de aprovisionamiento y repatriación de parte de su tripulación.

El personal mínimo a bordo continúa en confinamiento, según lo establecido en el Real Decreto, que determina que no puede tomar contacto con tierra hasta la finalización del estado de alarma.