Planta de Iveco en Valladolid, en la que se fabrica la Daily para todo el mundo.

La fábrica de Iveco en Valladolid dejará de fabricar vehículos Daily en julio de 2016

Tras encadenar varios expedientes de regulación de empleo que finalizaron a principios de 2016, la fábrica de Iveco en Valladolid se encuentra funcionando a pleno rendimiento desde el mes de marzo.

Entre los factores que han influido en esta situación, destaca la reactivación de las ventas de vehículos industriales, así como la decisión de CNH de que la planta deje de fabricar el modelo Daily progresivamente para centrarse en las cabinas de los camiones Stralis y Trakker, según recoge El Norte de Castilla.

Desde esta planta, a la que acaban de incorporarse 19 trabajadores nuevos, salen a diario 140 cabinas de camión y 120 furgones Daily. El objetivo, en 2016, es completar la chapa y pintura de 31.000 cabinas de camión Stralis y Trakker, y fabricar 16.000 vehículos Daily hasta el mes de julio, el mismo número que salió de Valladolid a lo largo de todo 2015.

Actualmente, están esperando la segunda fase del plan industrial, ya que las previsiones se han visto sobrepasadas. Así, tras el parón veraniego, desaparecerá la línea del furgón ligero y la planta comenzará a encargarse, además de las labores de chapa y pintura, del guarnecido de las cabinas de camión.

Adaptar las instalaciones

Para ello será necesario adaptar las instalaciones, por lo que desde los sindicatos han pedido que la empresa informe acerca de los detalles, plazos y planes organizativos.

La planta deberá asumir diferentes retos en 2016, ya que no sólo ha aumentado su carga de trabajo sino que también tendrá que negociarse el convenio colectivo, que caduca este año. Desde UGT piden, además, un plan de jubilaciones y contratos relevo que se prolongue hasta 2019.

En esta línea, UGT y CCOO han firmado con la dirección de Iveco un protocolo, según el cual la compañía se compromete a buscar un puesto alternativo para quienes acrediten la imposibilidad de desempeñar un trabajo al 100%.

En el caso de que no existan puestos adaptados a su dolencia o incapacidad, se facilitará que pueda solicitar la invalidez o acceder a la jubilación, y de no obtenerla, será recolocado.