Los esfuerzos realizados por los países que forman parte de la Organización Marítima Internacional, OMI, han impulsado a la Cámara Internacional de Navegación, ICS, a resolver algunos de los principales desafíos que supone la implementación global del límite del 0,5% de azufre en los combustibles marítimos a partir del 1 de enero de 2020.

Aunque reconocen que aún queda mucho trabajo por hacer, los avances han sido positivos y los gobiernos han aceptado las preocupaciones de la industria sobre las posibles incompatibilidades en el uso de unos combustibles u otros.

Los Estados han aceptado las obligaciones del Convenio Marpol y se asegurarán de que los combustibles son adecuados para su uso y no ponen en riesgo a la tripulación ni al buque. En este sentido, la OMI tiene previsto celebrar próximamente un Comité Marítimo de Seguridad.

Desde la Organización Internacional para la Estandarización, ISO, han recordado que el estándar para combustibles marítimos ISO 8217 se corresponde con los límites de azufre que empezarán a aplicarse en 2020, si bien considera que las herramientas existentes para evaluar la compatibilidad son inadecuadas y está buscando activamente soluciones.

Planes de implementación específicos

Es fundamental que los propietarios de buques y las tripulaciones se aseguren de que los nuevos combustibles son seguros y compatibles con sus sistemas. Además, ICS ha valorado el desarrollo de una plantilla para poder publicar los planes de implementación específicos, que se adoptará en el mes de octubre.

Esto ayudará a los operadores a prepararse para la nueva normativa y garantizar sus intenciones de cumplir con ella, lo cual será de gran relevancia en las primeras semanas, cuando quizá no sea posible encontrar el combustible adecuado en cada puerto.

Dado que la OMI ve absolutamente imposible aplazar la fecha de implementación de la nueva normativa, es el momento de que las navieras empiecen su adaptación. ICS está desarrollando actualmente una guía detallada con instrucciones al respecto que estará disponible en las próximas semanas.