Los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado siguen el rastro del tráfico de estupefacientes en Europa y trazan rutas que comienzan con la entrada de la droga en el continente a través del tráfico marítimo y, en menor medida, de las rutas aéreas.

Posteriormente, cada vez parece más común el uso de servicios de paquetería para la distribución dentro del espacio europeo, que complementan las redes de transporte propias que utilizan estos grupos criminales, por lo general a través del transporte por carretera.

Esta misma semana, la Policía Nacional ha desmantelado una organización criminal de origen internacional que operaba desde la provincia de Barcelona y distribuía la droga en novedosos formatos a través de empresas de paquetería.

La investigación ha puesto al descubierto una organización internacional formada por ciudadanos italianos y colombianos que gestionaban envíos mediante empresas de mensajería principalmente a Italia y Portugal, utilizando documentación falsa para evitar poner al descubierto su identidad.

Los agentes de la Policiía Nacional se han aprehendido numerosas sustancias estupefacientes, entre las que cabe destacar, por su novedoso formato, galletas de cannabis, gominolas de THC, polines de THC, píldoras de THC, latas gourmet  de marihuana, polvo azucarado con cocaína, polen de hachís y miel de marihuana concentrada.