Aumentan las dificultades de contratación de la gente del mar por la falta de efectivos disponibles

El mercado laboral de la gente de mar se ha vuelto particularmente complejo, con dificultades importantes para la contratación y retención, así como en lo referente a costes.

Viernes, 09/06/2023 por CdS

El Covid no solo tuvo un impacto sustancial en la formación de la tripulación, sino en el atractivo general del trabajo en el mar.

El déficit de oficiales en el sector del transporte marítimo ha alcanzado ya un nivel récord y no se espera que mejore, lo que está aumentando los costes de personal, según el último informe al respeto de Drewry.

La falta de efectivos disponibles en estas posiciones es preocupante, pues el déficit equivale ya a aproximadamente el 9% del total, lo que representa un aumento notable con respecto al 5% del año pasado. Se esperan niveles similares para el periodo 2023-2028.

Si bien esto se basa en estimaciones sobre el número de buques y los niveles de tripulación, es evidente que el mercado laboral de la gente de mar se ha vuelto particularmente complejo, con dificultades importantes para la contratación y retención, así como en lo referente a costes.

Aunque 2020 queda cada vez más atrás, los efectos de Covid-19 aún persisten, ya que no solo tuvo un impacto sustancial en la formación de la tripulación, sino en el atractivo general del trabajo en el mar.

Esto se debe principalmente a las diversas noticias sobre tripulaciones atrapadas a bordo de embarcaciones, generalmente en condiciones terribles.

Búsqueda y retención de trabajadores

Como resultado, el bienestar ha pasado a primer plano en lo que se refiere a la retención de empleados, y la tendencia a mirar más allá del  salario se está volviendo más fuerte.

Los buenos canales de comunicación con las familias, unas cómodas instalaciones a bordo y el ambiente de trabajo solidario están ganando cada vez más importancia.

El período más difícil de la pandemia apenas había terminado cuando el estallido de la guerra entre Rusia y Ucrania generó nuevos desafíos en el sector, pues muchas tripulaciones experimentadas regresaron a casa para unirse al Ejército.

Desafortunadamente, actualmente no se vislumbra el final de la guerra, por lo que se espera que el número de nuevos marineros de Rusia y Ucrania sea muy limitado durante un tiempo.

Teniendo en cuenta que cubrir las diferentes posiciones en los buques será un desafío en los próximos años, especialmente en lo que respecta a los oficiales, el crecimiento acelerado de la flota mundial hará que la situación sea aún más difícil.

Las empresas están trabajando en soluciones alternativas para encontrar nuevos trabajadores, y los salarios también han comenzado a mostrar más volatilidad, según Drewry. En este sentido, sectores como el de los portacontenedores ya han registrado un aumento en las tasas salariales.