España y Portugal han analizado esta misma semana la situación actual de las conexiones por carretera entre ambos países durante una reunión celebrada en Lisboa, en la que se ha prestado especial atención a la próxima puesta en servicio de la A-62 en Fuentes de Oñoro, que conectará con Portugal, a través de la autovía portuguesa A-25, por Vilar Formoso.

De igual manera, también se han abordado trabajos de rehabilitación de diferentes infraestructuras relacionadas con los puentes transfronterizos entre ambos países, así como la digitalización de las infraestructuras.

Con más detalle, la conexión a través de la A-62 entre Fuentes de Oñoro y Vilar Formoso será la próxima conexión de alta capacidad que unirá España con Portugal en ponerse en servicio.

En este sentido, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana e Infraestruturas de Portugal han firmado el acuerdo para la coordinación de los trabajos de conservación y explotación del tramo y enlace compartido, que entrará en vigor una vez se abra al tráfico, con todo listo ya en la parte española del tramo.

Por lo que respecta a los proyectos de conservación y rehabilitación de puentes transfronterizos, se ha analizado la situación de los puentes entre Tui y Valença do Miño, en los que se están desarrollando diferentes proyectos de rehabilitación, así como el puente entre Salvaterra do Miño y Monçao, que mejorará la accesibilidad peatonal y ciclista entre ambos municipios, y el puente sobre el río Guadiana entre Ayamonte y Vila Real do Santo Antonio, donde en junio de este año finalizaron las obras de rehabilitación estructural con un presupuesto de más de 18 millones de euros.

Por último, respecto a la digitalización y la sostenibilidad, tanto España como Portugal han coincidido en la importancia de impulsar de forma conjunta el desarrollo de puntos de recarga de vehículos eléctricos, así como en la incorporación a la carretera de elementos de monitorización de las infraestructuras para aumentar la calidad del servicio y reforzar seguridad vial.

Finalmente, ambos países trabajarán conjuntamente en los sistemas de ayuda a la conducción y al vehículo autónomo.