Un consorcio internacional de empresas privadas llevará a cabo un estudio de viabilidad para poner en marcha una cadena de suministro completa y competitiva para el suministro de combustible de amoniaco verde de barco a barco en el puerto de Singapur.

Así pues, Maersk, Keppel Offshore & Marine, el Maersk Mc-Kinney Moller Center for Zero Carbon Shipping, Sumitomo y Yara International lanzan esta iniciativa con un combustible como el amoniaco, que es uno de los combustibles marinos alternativos más prometedores para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en el transporte marítimo, y, en particular, el amoníaco verde, que se produce únicamente a partir de electricidad, agua y aire renovables sin emisiones de CO2.

El estudio tiene como objetivo cubrir toda la cadena de suministro de amoníaco de extremo a extremo, que incluye el desarrollo de una cadena de suministro de amoníaco verde rentable, el diseño de buques de suministro de amoníaco, así como la infraestructura relacionada.

Así mismo, la iniciativa también servirá para evaluar la posibilidad de combinar amoníaco con el GLP, teniendo en cuenta que los requisitos para el almacenamiento y que los buques o barcazas inicialmente diseñados para GLP también pueden manejar amoníaco.

Maersk contempla al amoniaco, junto con el metanol,  como un combustible futuro importante para la descarbonización de su flota y está desarrollando un motor de amoníaco de combustible dual.

Dentro del proyecto, Maersk proporcionará información específica para los portacontenedores y trabajará en el desarrollo de procedimientos de abastecimiento de combustible seguros y confiables para el amoníaco.

Al mismo tiempo, Sumitomo Corporation estructurará, integrará y promoverá la cadena de suministro de extremo a extremo del amoníaco, lo que incluye suministro, transporte, almacenamiento y abastecimiento de combustible, mientras que Yara evaluará la viabilidad del suministro de amoníaco verde, azul y marrón a Singapur.