La empresa URSSA está avanzando a un ritmo superior al previsto en las actuaciones que está realizando en el muelle de Cantabria del puerto de Tarragona para la construcción de un synchrolift. Se trata de una estructura metálica de grandes dimensiones que se utiliza para levantar embarcaciones fuera del agua para la realización de tareas de mantenimiento o reparación, y que cuenta con una capacidad de elevación de 15 metros.

De momento, ya han llegado al puerto una decena de las veinte vigas que se instalarán en este elevador de barcos. Además, ya se han soldado las tres calles principales y se han hecho las inspecciones y comprobaciones necesarias en las partes finalizadas de esta gran estructura.

Contará con un total de 32 piezas, que llegarán en transporte especial desde el País Vasco. Estará formado por bloques intermedios de dimensiones de 25 x 70 x 3 metros y de unas 700 u 800 toneladas cada uno, que acabarán conformando una estructura de 2.428 toneladas.

Este proyecto está reforzando al mismo tiempo el tráfico de ‘project cargo‘ del puerto, un área en el que aspira a posicionarse como uno de los puertos de referencia en el Mediterráneo. De hecho, cuenta con infraestructuras, equipos de manipulación mecánica y personal de estiba cualificado para este tipo de actividades.

Además, dispone de espacio en los muelles para que las grandes estructuras sean fabricadas o montadas al aire libre y posteriormente cargadas en barcos especiales con destino a puertos de todo el mundo. En este caso, una vez terminado el montaje, el synchrolift será embarcado con destino Argelia.