Lufthansa Cargo

Alrededor de las 13:30, Udo Schneider y su camión pasan a través de la puerta 25 del aeropuerto de Frankfurt. No tiene que esperar y conduce directamente hasta el Centro de Lufthansa Cargo en la puerta designada. Un par de minutos más tarde, Schneider abre la puerta trasera de su camión y empuja la carga a través de la puerta abierta en la sala de la exportación de mercancías. A continuación se pesa automáticamente, se mide, se chequea y se introduce en el sistema.

Así es como podría ser un proceso estándar de entrega de mercancía en 2020. Un proceso en el que todos los pasos necesarios hasta que la carga estuviera «lista para el transporte» se pudieran realizar en un solo punto, sin trámites burocráticos. Lufthansa Cargo es uno de los pioneros e impulsor de la aceleración en la introducción de la digitalización en el sector del transporte aéreo. Esto permite que los procesos se efectúen de forma rápida y con una importante reducción de costes, además de conseguir una disminución de los errores debidos a la introducción repetida de los datos, que con el nuevo procedimiento se evita.

A partir de 2007, la Asociación de Transporte Aéreo IATA puso en marcha la iniciativa eFreight, que tiene como objetivo eliminar los documentos en papel a lo largo de toda la cadena de transporte en la industria de carga aérea. Con ello se persigue que en el futuro, los mensajes electrónicos normalizados y la transferencia electrónica de datos acaben reemplazando al papel. En la actualidad se pueden llegar a consumir hasta 7.800 toneladas de papel al año, para documentar todos los procesos.

Pero para Lufthansa Cargo, esta iniciativa es algo más que la eliminación del papel a lo largo de la cadena de transporte. «Nuestro objetivo es lograr una cadena digital de valor agregado donde lo correcto, es una información actualizada y disponible en cualquier momento«, explica Michael Sudmann, director del proyecto eCargo en Lufthansa Cargo.

Después de todo, una industria en la que los documentos son transportados alrededor del mundo junto con el flete no está orientada al futuro. «El Timecritical del flete forma parte del corazón de la industria de flete aéreo, y aquí el enfoque de futuro debe ser único en el flujo de materiales a fin de lograr más niveles de optimización en términos de tiempos de producción.»El proyecto eCargo  tiene como objetivo continuar hasta lograr el objetivo final, en el que eFreight es una parte de la estrategia.

Sudmann continúa explicando que «los servicios electrónicos existentes proporcionados por Lufthansa Cargo a los clientes están en la senda correcta. Así, la proporción de las reservas realizadas a través de canales electrónicos supone ya más del 50%, y la tendencia es que siga ceciendo.

«Los servicios on-line ofrecen a nuestros clientes dos beneficios: las transacciones son más rápidas y más eficientes. Tampoco se limitan a los horarios de apertura de la estación y no hay tiempo de espera«. Además de estas medidas, se está trabajando en nuevas tecnologías que permitan el seguimiento en tiempo real de la carga transportada. Esto se aplica no sólo a los datos geográficos, sino también a los datos recogidos por sensores, tales como las temperaturas, la posición o la humedad.

El proyecto estratégico eCargo es un elemento importante dentro del programa de futuro de la «Lufthansa Cargo del 2020». En opinión de Sudmann, «La implementación exitosa del proyecto ayudará a la compañía a consolidar su posición en el mercado y lograr sus objetivos estratégicos».