Azkar desarrolla el carrito electrico

Su batería, de 48 V, tiene una duración de 72 horas.

Las calles estrechas del casco antiguo de una ciudad mediterránea como Málaga, suponen una dificultad añadida a la hora de realizar entregas por parte de una empresa de paquetería, ya que en muchos casos el tránsito de las furgonetas está prohibido o la estrechez de las calles impide directamente su circulación.

En concreto, el 14% de todas las tiendas en Málaga se encuentra en el casco antiguo. La zona peatonal, tiene restricciones de acceso y los intervalos de tiempo de entrega fija son reducidos. Esto supone un reto tanto para las tiendas como para los proveedores de logística en lo relativo al reabastecimiento de artículos durante todo el día.

Por esa razón, el ayuntamiento de Málaga ha impulsado una iniciativa, ‘Distribución ecológica para el centro urbano‘ junto con Azkar Dachser Group, que consiste en la distribución de mercancías en unos vehículos eléctricos que pueden alcanzar sólo los 7 km/h cuando están completamente cargados, y un radio de giro de sólo 1,65 m.

Este ‘carrito’ se mueve en silencio y ágilmente por las calles del casco antiguo de Málaga. El vehículo, que viaja con los colores de Dachser, se resguarda por la noche en un garaje subterráneo donde se enchufa a la toma de corriente para abastecerse hasta la próxima jornada de trabajo, aunque su batería, de 48 V, dura 72 horas.

A pesar de esta solución, que funciona cinco días a la semana, 12 horas al día, dado la limitada capacidad de carga, se necesita un transporte que alimente, desde la plataforma central de Málaga, el almacén que sirve de base para esta iniciativa, que por el momento, continuará desarrollándose y circulando por las calles más céntricas de Málaga.