La constructora Azvi se ha estrenado como operador privado de transporte de mercancías en tren, con un servicio de tráfico de contenedores entre Madrid, Valencia y Bilbao para el transportista multimodal Laumar Cargo.

El servicio, que presta a través de su filial Tracción Rail, consiste en el acarreo de dos trenes, con composiciones para una media de 62 contenedores TEUs y un peso máximo de 1.200 toneladas, conectando el puerto de Valencia con el puerto seco de Coslada (Madrid), y, éste último, con el puerto de Bilbao a través de la línea de Zaragoza.

Estas composiciones son operadas por Tracción Rail con dos locomotoras Vossloh, serie 333, de tracción diésel.

Azvi constituyó Tracción Rail en 2005, cuando se abrió a la competencia el transporte de mercancías por ferrocarril. La filial ferroviaria dispone del correspondiente certificado de seguridad que otorga el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) para operar en la práctica totalidad de la red ferroviaria española.

Desde el inicio de sus operaciones, Tracción Rail ha transportado aceites, biodiesel y mercancías peligrosas, así como los materiales necesarios para la realización de los distintos trabajos de vía, desde la construcción de las nuevas líneas de alta velocidad hasta renovaciones de vía convencional., filial de la constructora Azvi.