El plan Moves III ya está en marcha en las Islas Baleares, primera región en activar esta nueva convocatoria, con un presupuesto de 9,8 millones de euros.

Esta cantidad permitirá a numerosos ciudadanos acceder a estas ayudas y dinamizar el mercado, que actualmente registra niveles de matriculación muy bajos.

Desde la patronal de los concesionarios, Faconauto, esperan que las Comunidades Autónomas que todavía no han implementado las ayudas lo hagan antes del 14 julio, como establecen sus bases.

De este modo, se evitaría generar una situación de desigualdad de oportunidades entre los ciudadanos de aquellas zonas en las que el plan sí funciona, y permite la adquisición de modelos eléctricos en mejores condiciones, y aquellas donde la ayuda corre peligro de no llegar en tiempo y forma.

En su opinión, es preciso poner en marcha, de manera urgente, todas las iniciativas capaces de dinamizar la actividad económica y de consumo, particularmente en sectores como el del automóvil, que están en disposición de ser tractores de otros.

Por ello, para la patronal, resulta difícil de comprender que la mayor parte de las regiones estén retrasando la puesta en marcha del plan.