A pesar de la situación provocada por el Covid-19, continúan a buen ritmo los trabajos de Balearia para transformar los motores del ferry Sicilia y que pueda funcionar con gas natural.

Las actuaciones se están llevando a cabo en los astilleros West Sea de la localidad portuguesa de Viana do Castelo, donde recientemente se ha instalado un tanque de almacenaje de combustible con capacidad para 425 m³ en el interior. De este modo, contará con una autonomía de unas 1.100 millas náuticas.

Con la transformación de sus dos motores MAN9L48/60 a la versión 9L51/60DF, que está previsto que finalice a finales del mes de julio, este ferry será el sexto de la naviera en navegar con GNL. De este modo, podrá reducir en un 30% las emisiones de CO2, en un 85% las de NOx, y eliminar las de azufre y partículas nocivas para la salud.

El Sicilia, en el que se realizarán diversas mejoras para convertirlo en un ‘smart ship’, se suma así al recientemente remotorizado Bahama Mama, al Nápoles y al Abel Matutes. La embarcación, con 186 metros de eslora, tiene una capacidad para 1.000 pasajeros y 480 vehículos.

Además, cabe recordar que la naviera dispone desde 2019 de dos buques gemelos a GNL de nueva construcción: el Hypatia de Alejandría y el Marie Curie. Así, está previsto que para 2021 cuente con hasta 11 barcos a gas.