Hace 15 años Balearia empezó a operar en la ruta entre Ceuta y Algeciras con el objetivo de contribuir a mejorar las conexiones marítimas con la ciudad autónoma.

Desde entonces, han utilizado esta línea más de 12.750.000 pasajeros, 2.567.000 vehículos y 2.128.000 ml de carga, reforzando así la posición de la naviera en el Estrecho.

Actualmente, cuenta con un centenar de personas trabajando en Ceuta entre el personal de tierra y las tripulaciones del ferry ‘Passió per Formentera‘ y el ‘Avemar Dos‘, que cubren ocho servicios diarios desde las 6:00 hasta las 00:00.

Esta flexibilidad de horarios, junto con la comodidad y la fiabilidad, son las principales características que destacan los clientes, que han mostrado un índice de fidelidad superior al 95% según las encuestas realizadas desde 2012.

Cuando empezó a operar en Ceuta en 2006, el operador utilizaba ‘fast ferries’ como el ‘Jaume II’ o el ‘Ramon Llull’, que realizaban cinco viajes diarios y cubrían el trayecto en 35 minutos.

En 2007, adquirió Buquebús España, que le permitió incorporar a su flota ‘Avemar Dos‘, en el que ha invertido 16 millones de euros en mejoras en los últimos años. Este 2021, por ejemplo, se han instalado motores más eficientes y de más potencia, para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

En 2009 se incorporó a la ruta el ‘Passió per Formentera‘, que supuso una inversión de 42 millones y ha operado casi ininterrumpidamente desde entonces, garantizando la comunicación marítima incluso con fuertes temporales.

La naviera se adjudicó por primera vez la línea de interés público en 2011. Desde entonces, ha operado como adjudicataria de diferentes concursos hasta la actualidad, salvo en 2014, cuando el concurso quedó desierto.

Para celebrar el 15º aniversario de la ruta, a lo largo de este mes está realizando diferentes acciones enfocadas a los socios del Balearia Club.