La naviera Baleària ha cerrado un acuerdo con la empresa Rolls-Royce para el desarrollo del proyecto de remotorización de tres fast ferries para que puedan utilizar LNG, gas natural licuado, en lugar de gasóleo. Además, la compañía también ha firmado un acuerdo con la ingeniería Cotenaval, que será la encargada de coordinar la ejecución de estos proyectos y velar por su óptimo progreso.

La compañía ha explicado que este acuerdo es estratégico para el futuro del grupo y que el cambio de combustible permitirá disponer de unos buques de alta velocidad más competitivos y sostenibles.Asimismo, en paralelo a la alta velocidad se está estudiando también la remotorización de los ferries de la flota. Según el diario económico Expansión, la naviera planea invertir en este proyecto 140.000 millones de euros, y que la compañía habría solicitado al BEI la mitad de la financiación necesaria para llevar a cabo la iniciativa.

Desde la división marina de Rolls-Royce han destacado que este es el primer proyecto de LNG en España, lo que demuestra que el gas es una opción tanto para reconvertir flotas como para nuevas construcciones. Este auge del gas es consecuencia de los esrictos controles de emisión así como los elevados costes de combustible que impulsan que las compañías navieras busquen otras alternativas.

El cambio de combustible, que pretende llevar a cabo Baleària, responde a su compromiso medioambiental y a la adaptación a futuras normativas, ya que el uso del gas reduce un 25% las emisiones de CO2 y elimina otro tipo de emisiones perjudiciales para la salud. Asimismo, esta iniciativa también beneficiará a la naviera por la evolución de precios de este combustible y los menores costes de mantenimiento del buque.

Cabe recordar que recientemente la UE se ha comprometido a reducir sus emisiones de C02 entre un 25 y 40% de aquí al 2020. En este sentido, el trabajo que está realizando Baleària va en sintonía al objetivo de la UE sobre la necesidad de actuar contra el cambio climático.