La Autoridad Portuaria de Valencia ha cerrado el plazo para la presentación de propuestas para la construcción y explotación de la nueva terminal pública de pasajeros. Balearia, con el apoyo de Global Ports Holding, ha presentado la única oferta para optar a esta infraestructura, que se ubicará en la zona anteriormente ocupada por el astillero de Unión Naval y que cuenta con unos 100.000 m².

La concesión para la empresa adjudicataria se otorgará por un plazo de 35 años, prorrogables hasta un máximo de 50. El objetivo es construir una terminal ecológica, accesible y respetuosa con el valor histórico de los edificios, equipada con suministro eléctrico para la conexión de los cruceros y con la opción de instalar placas solares en las cubiertas.

La terminal está destinada a atender el tráfico de cruceros, las líneas regulares con Baleares y Argelia, y tráfico de carga rodada. Para ello, debe disponer de al menos cuatro atraques, permitiendo uno de ellos el atraque de un crucero de 360 metros de eslora y otro el de un buque de al menos 250 metros.

La terminal debe ser capaz de acoger en una misma jornada dos buques de cruceros, uno en régimen de puerto base y otro en régimen de tránsito, y dos buques tipo ferry o ro-pax. En este sentido, debe garantizarse la operativa independiente de los pasajeros de cruceros y los pasajeros de líneas regulares

Asimismo, el pliego, que contempla un edificio para la recepción de pasajeros, estipula que la terminal debe proporcionar espacio para sanidad, área de espera, pasarelas para el acceso desde el pasillo de embarque al buque, oficina de turismo, sala de descanso para la tripulación y área de check-in.

Área exterior

Por lo que respecta al área exterior, la terminal tiene que contar con zona de aparcamiento de corta estancia con al menos 100 plazas, zona de estacionamiento para autobuses con al menos 10, y parada de taxis. Asimismo, debe disponer de una zona de espera para pasaje de línea regular en la OPE con 600 plazas.

Contará con dos accesos independientes: el de vehículos pesados, que llegarán a través del Acceso Sur,y el de vehículos ligeros, que entrarán a la terminal por los accesos previstos por la parte ciudadana.

Además del plan de negocio, se debe presentar un ambicioso plan medioambiental que incluya el compromiso de adopción de un sistema de gestión ecológico y sostenible, y un estudio de evaluación de impacto ambiental.