Balearia pone en marcha su segunda línea entre Estados Unidos y las Bahamas

Balearia ha solicitado licencia para comenzar a operar con Cuba.

La naviera Baleària ha solicitado al Departamento del Tesoro de los Estados Unidos la licencia para operar una línea marítima de pasajeros entre los EE.UU y Cuba, tras el anuncio de ambos países para reestablecer sus relaciones diplomáticas. La naviera está a la espera de la respuesta oficial por parte del Gobierno norteamericano, tras la cual sería necesaria la autorización también por parte de Cuba.

La naviera española opera en la zona del Caribe desde finales de 2011 bajo la marca Bahamas Express uniendo las localidades de Fort Lauderdale, al norte de Miami y Freeport, en la isla de Grand Bahama.

Actualmente está línea la realiza el ferry Bahama Mama, antes denominado Alhucemas, aunque anteriormente fue operada por el fast ferry Pinar del Río, que permanece en la zona. Esta embarcación de alta velocidad es idónea para las rutas con Cuba ya que el buque dispone de todos los certificados del Coast Guard necesarios para empezar a operar.

Para las conexiones con Cuba, Baleària tendría previsto operar dos líneas entre ambos países, ambas con el puerto de La Habana: una en un buque de alta velocidad desde Key West y otra en ferry desde Port Everglades.

La naviera transportó en 2014 más de 130.000 pasajeros entre los Estados Unidos y Las Bahamas, lo que supuso un crecimiento del 18% respecto al año anterior.

Para este año, además, está prevista la apertura de una nueva línea desde Fort Lauderdale a Nassau, en la isla de Nueva Providencia, una vez que la línea con Las Bahamas está consolidada y resulta más fácil abrir nuevas conexiones y mercados en la zona.

Apuesta por la internacionalización

Dentro de la estrategia para la internacionalización del negocio, la facturación de los tráficos internacionales, además del Caribe y de la línea con Tánger desde Algeciras, supone el 15% del total del grupo, y el objetivo es que alcance el 50% en un plazo de cinco años.

Para ello, la naviera está estudiando la posibilidad de abrir nuevas líneas en otras zonas del Caribe, como Puerto Rico o República Dominicana.