La naviera Balearia ha realizado un viaje excepcional entre el puerto de Tánger-Med y la localidad francesa de Sète para trasladar a unas 200 caravanas y sus 326 ocupantes que se encontraban en Marruecos cuando comenzó la crisis sanitaria del Covid-19.

Se trata de ciudadanos europeos, la mayoría franceses, aunque también algunos suizos, alemanes e italianos, entre otros. Ninguno podía abandonar el país a causa de las restricciones actuales, por lo que el operador ha procedido a su traslado en el buque Nápoles en una operación coordinada con los gobiernos de Marruecos y Francia y en la que también ha participado la UE.

Durante el viaje, se han seguido todos los protocolos de seguridad e higiene, como medir la temperatura a todos los pasajeros antes de embarcar y desinfectar todos los vehículos antes de entrar en la bodega. Además, la naviera tiene previsto un segundo viaje el 2 de abril desde Tánger-Med, que llegará el día 3 a Sète, para trasladar a sus países a los turistas que siguen en territorio marroquí.

En estos días, Balearia sigue abasteciendo a diversos territorios como Ceuta, Melilla o Marruecos, con suministros de primera necesidad. En concreto, en el país africano, opera con el buque Poeta López Anglada desde Algeciras a Tánger-Med, mientras el ferry Denia Ciutat Creativa conecta Almería con Nador.