Bandag, la marca de recauchutado de Bridgestone, ha superado los 130 franquiciados en Europa. Sus neumáticos son comercializados a través de la red de Bridgestone Bandag y Truck Point. Se trata de productos fabricados bajo los estándares y especificaciones marcadas e impuestas por la legislación de la UE, que suponen una parte esencial de los programas de mantenimiento y gestión de flotas.

El recauchutado es una solución segura y fiable para las flotas de vehículos pesados, a las que puede ayudar a reducir sus costes en neumáticos, al tiempo que se contribuye a la preservación del medio ambiente. Actualmente en Europa, uno de cada tres neumáticos reemplazados y montados en camiones y autobuses son neumáticos recauchutados.

El proceso de recauchutado de Bridgestone ofrece, según la propia compañía, neumáticos con un rendimiento similar a los neumáticos nuevos. Proporcionan, de media, un 30% menos de coste por kilómetro que los neumáticos nuevos, y requieren un 70% menos de materia prima para su fabricación.