Hutchinson mantiene su apuesta por Barcelona

Hutchinson se ha interesado por el sector de las telecomunicaciones en la ciudad condal, así se lo ha hecho saber al alcalde de Barcelona, Xavier Trias, tras un encuentro con representantes de la empresa en Hong Kong, China.

En este sentido, Trias ha asegurado que Hutchinson, que ya ha invertido 500 millones de euros en el puerto de Barcelona, “esta interesada” en el sector de las telecomunicaciones y tiene muy en cuenta que Barcelona es la Capital Mundial del Móvil hasta el 2018.

La dirección de la compañía ha manifestado a Trias que quiere seguir apostando por Cataluña e ir más allá de la construcción del muelle de Tercat. De este modo, entre sus objetivos se encuentra implicarse en la plataforma logística vinculada al futuro corredor mediterráneo.

Interés por la plataforma logística industrial

Dentro de la ronda de contactos mantenidos estos días por el alcalde Barcelona, Trias se ha reunido en Peking con representantes de la empresa China Railway Construction Corporation (CRCC), que han mostrado su interés por participar en la plataforma logística industrial que se quiere desarrollar en el entorno del puerto de Barcelona y la Zona Franca. CRCC busca entrar en el mercado de infraestructuras de Europa y valora la participación en Barcelona como un puente para hacerlo.

El contacto con la compañía se viene manteniendo desde hace más de ocho meses, y desde el Ayuntamiento se ha asegurado que en este viaje se ha constatado el inetrés que despierta la propuesta, que «evalúan muy seriamente«. “Están dispuestos a invertir en el impulso y desarrollo de la plataforma logística que tiene que ir asociada al puerto y que tiene que permitir que este se convierta en la primera referencia en la entrada de las mercancías de Asia por el sur de Europa«, ha afirmado Xavier Trias.

Se ha acordado crear una comisión de trabajo para volver a reunirse nuevamente en octubre en Pekíng.

 

 

Muelle de Tercat 

Con una inversión de unos 500 millones de euros, la nueva terminal tendrá 100 Ha, 1.500 m de longitud para que atraquen los barcos y una capacidad de manipulación de 2,65 millones de TEUs anuales cuando la terminal esté a pleno rendimiento, lo que permitirá al puerto contar con una capacidad aproximada de 5,5 millones de TEUs, frente a los 2,6 actuales.

En las negociaciones para establecerse en Barcelona se contaba con los nuevos accesos viales y ferroviarios previstos. Con los accesos provisionales se podrá dar salida temporalmente a los contenedores, pero los definitivos, tanto viales como ferroviarios, son imprescindibles. La empresa se mantiene a la espera de la solución provisional que se pondrá en marcha en septiembre.