El Ayuntamiento de Barcelona, a través de la Concejalía de Movilidad, la de Comercio y de la Guardia Urbana, ha elaborado una instrucción para facilitar el abastecimiento de los supermercados de la ciudad durante el estado de alarma.

De acuerdo con las patronales CEDAC, ANGED y ACES, así como con empresas del sector de la distribución, se ha decidido permitir a los vehículos de distribución de productos alimenticios destinados a los supermercados, que hasta ahora hacían la carga y descarga en horario nocturno, operar en horario diurno.

A lo largo de todo el día, se permitirán condiciones de parada especiales en las proximidades de los establecimientos donde tengan que suministrar productos estos vehículos, en unas condiciones similares a la descarga nocturna habitual.

Además de las plazas de carga y descarga pintadas en la ciudad, determinados supermercados admiten el reparto de mercancías en horario nocturno, por lo que si solicitan un permiso especial, a partir de las 23:00 horas los vehículos de mercancías pueden acercarse al establecimiento si cumplen con la normativa de ruido.

De esta manera, se minimiza el efecto de la distribución sobre la ciudad, dado que se realiza el reparto en hora valle y sin interferir en la movilidad ciudadana. Con la nueva instrucción, todos los vehículos que tengan el permiso para este tipo de reparto también podrán realizarlo durante el día en las mismas condiciones.