Las administraciones con competencias sobre la zona de bajas emisiones del área metropoltana de Barcelona y el sector del transporte de mercancías por carretera han llegado a un acuerdo para permitir la circulación de vehículos de reparto urbano sin distintivo ambiental de la DGT por el área restringida una vez terminada la moratoria, que finaliza el próximo 31 de diciembre.

La moratoria afecta a los vehículos de los tipos N2, N3 y M2 e implica que se permitirá la circulación de vehículos sin etiqueta de la DGT si sus propietarios firman una declaración responsable comprometiéndose a comprar un vehículo nuevo antes del 30 de junio próximo.

Esta declaración responsable de voluntad de compra de vehículo podrá presentarse a la Administración hasta el 31 de enero de 2022, mediante los canales que se determinen y, al tiempo, también se tendrán que identificar los vehículos objeto de recambio antes del 31 de diciembre

Una vez presentado el justificante de compra del vehículo de sustitución, el vehículo podrá autorizarse hasta la fecha comprometida para el suministro del nuevo vehículo o, en su caso, de un sistema homologado que reduzca las emisiones de acuerdo con los estándares del sistema de etiquetado.

Las limitaciones de circulación para los vehículos más contaminantes por esta zona de bajas emisiones del área metropolitana de Barcelona han provocado la reacción contundente del sector por la obligación que supone de afrontar inversiones en renovación de flotas durante un período especialmente complicado.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px