El puerto de Barcelona, el hub del cafe en el Mediterraneo

El café sigue viajando en sacos de yute apilados o en ‘container bags’.

El tráfico de café en el puerto representó una cifra de 300.000 tn durante el 2014, de las que más de un 20% correspondieron a tránsitos. Esto junto con las instalaciones, las certificaciones internacionales  y la apuesta decidida de las empresas dedicadas a este sector han situado en Barcelona como el primer puerto cafetero del Mediterráneo.

A pesar de que el café requiere de un cuidado en su transporte y almacenamiento, con una manipulación muy especializada y un control de temperatura y humedad a lo largo de toda la cadena logística y que se transporta dentro de contenedores para los viajes marítimos y terrestres, el café sigue siendo un producto que viaja y se almacena en sacos de yute apilados o en ‘container bags’.

Cuatro empresas especializadas en logística del café

Cuatro empresas especializadas en logística del café, y con una importante presencia internacional, operan actualmente en el puerto de Barcelona, BIT, Molenbergnatie, VIORVI y Pacorini, que se nutren de las diferentes variedades que llegan a Barcelona tanto a los grandes importadores europeos pertenecientes a grupos multinacionales como a los pequeños y medianos tostadores de ámbito regional.

Barcelona es el único puerto del Mediterráneo homologado como puerto receptor de café, tanto por la bolsa de New York ICE cómo por la de London LIFFE para almacenar café de las variedades robusta y arábiga, que cotizan en estos mercados.

Por países, los principales proveedores de café al puerto de Barcelona son Vietnam, Brasil, Argelia, Colombia, Kenia, y México.

Hub mediterráneo de café

La homologación de las instalaciones, la ubicación de los almacenes dentro del recinto portuario y la mejora de su conectividad con los principales puertos del Mediterráneo y con los mercados europeos han sido las principales herramientas para situar al puerto de Barcelona como primer puerto importador del sur de Europa y hub regional para la redistribución de café al resto de países de la cuenca mediterránea.

Además, el puerto de Barcelona desarrolla una labor de promoción de sus instalaciones y servicios específicos para esta industria. A este respecto, representantes de la Autoridad Portuaria, de las empresas almacenistas y de la Federación Española del Café, han visitado recientemente Nueva York y Nueva Jersey, en Estados Unidos, con el objetivo de incrementar las relaciones y detectar nuevas oportunidades de negocio.