furgonetas distribución urbana GNL

El objetivo del consistorio es lograr reducir en un 30% las emisiones en Barcelona en un plazo de 15 años.

El Ayuntamiento de Barcelona pondrá en marcha desde el 1 de enero de 2020 una Zona de Bajas Emisiones, por la que no podrán circular los vehículos más contaminantes, es decir, los que no cuenten con la preceptiva etiqueta de la DGT.

Se prevé que la medida afecte inicialmente a unos 50.000 vehículos, incluyendo las motocicletas, para llegar a los 125.000 en un plazo de cuatro años. No obstante, los camiones y furgonetas tendrán una moratoria de un año para adaptarse a la nueva regulación.

Los que sí se verán afectados en un primer momento por las restricciones podrán circular por la Zona de Bajas Emisiones un total de diez días al año. Las infracciones empezarán a sancionarse a partir del mes abril, mientras que en los tres meses anteriores solamente se enviarán avisos a los conductores.

Las cantidades oscilarán entre los 200 y los 1.800 euros, en función del tipo de vehículo y de la gravedad del incumplimiento, aunque podrán incrementarse en un 30% por reincidencia. El espacio en el que serán efectivas estas limitaciones suma un total de 95 kilómetros cuadrados en la propia ciudad condal, L’Hospitalet de Llobregat, Cornellà, Esplugues y Sant Adrià de Besòs.

El objetivo del consistorio es lograr reducir en un 30% las emisiones en Barcelona en un plazo de 15 años. De momento, está finalizando la instalación de cámaras y la señalización para que el 1 de enero pueda comenzar a aplicarse esta nueva ordenanza.