El Consorcio de la Zona Franca de Barcelona y Transportes Metropolitanos de Barcelona han llegado a un acuerdo para la puesta en marcha de una estación de suministro de hidrógeno que construirá TMB y dará servicio a flotas de vehículos eléctricos de transporte de viajeros y mercancías en el área de Barcelona.

Se destinará una parcela del polígono industrial barcelonés de 5.000 m², ubicada en el número 45-47 de la calle D, donde se construirá una planta de producción, almacenamiento y carga de hidrógeno que utilizarán los autobuses de TMB de esta tecnología, así como otras flotas, las industrias del polígono y vehículos de particulares.

La utilización del hidrógeno para el transporte está avanzando gracias a las pilas de combustible, en las que se desarrolla un proceso llamado electrólisis inversa, mediante el cual el hidrógeno reacciona con el oxígeno. El único derivado de esta reacción es la energía eléctrica generada, calor y agua, que se expulsa en forma de vapor por el tubo de escape.

Actualmente no hay en España ninguna estación pública de suministro de hidrógeno vehicular y por este motivo no existen vehículos de esta tecnología. La planta de hidrógeno de Barcelona será, por tanto, pionera en España.

Una vez concretado el destino de la parcela, se buscará por concurso un suministrador que instale un punto de abastecimiento de hidrógeno abierto al público. El contrato de arrendamiento tendrá una duración inicial de diez años, y será objeto de sucesivas prórrogas de cinco años, hasta un máximo de 40.