Aproximación a la pista en el aeropuerto de Barajas

Una huelga de controladores aéreos ha obligado a Bélgica a cerrar el pasado miércoles su espacio aéreo durante dos horas por la tarde y otras cuatro horas en la madrugada del jueves, ha asegurado Dominique Dehaene, portavoz de Belgocontrol, el organismo encargado de controlar el tráfico aéreo en el país.

El paro, convocado por dos de los tres sindicatos de controladores del país, ha obliado a Bélgica a cerrar su espacio aéreo desde las 18:45 a las 20:45 horas locales (16:45 y 18:45 GMT) y desde la medianoche hasta las 4:00 del jueves (22:00 y 2:00 GMT), ha explicado Dehaene. No se espera ningún paro para el viernes, según el portavoz.

Unos cincuenta vuelos tenían prevista su llegada y otros cincuenta debían despegar durante la primera franja horaria desde el principal aeropuerto del país, Bruselas-Zaventem. El segundo aeródromo por número de pasajeros del país, Bruselas-Charleroi, espera la salida y llegada de una quincena de vuelos.

Huelga en Francia

Mientras tanto, continúa la huelga de controladores en Francia que ha afectado, en especial, al aeropuerto de Barcelona-El Prats, en donde el pasado miércoles se cancelaron 20 vuelos.

Fuentes de la compañía han asegurado que la huelga está prevista para seis días y que todos los usuarios afectados han sido contactados por si deciden que se les reembolse su billete o desean cambiarlo para otro día.

De esta forma, los controladores franceses están llamados a secundar la huelga que se prolongará hasta el próximo día 29 de junio inclusive justo un día antes de la fecha límite de Francia para presentar a la Comisión Europea su plan del sector aéreo para los próximos cinco años.