K+N premiada por su curso de cadena de frío

K+N logra unos beneficios «récord» en 2015.

Los beneficios de Kuehne+Nagel en 2015 han ascendido hasta los 679 millones de francos suizos, unos 626 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,4% con respecto a los 644 millones alcanzados en 2014.

Además, el ebitda ha crecido un 3,8%, hasta los 850 millones de francos, mas de 783 millones de euros, pese al descenso del 4,7% en la facturación y del 0,6% en el beneficio bruto.

Por ello, desde la compañía sostienen que el beneficio «récord» del último ejercicio viene motivado por los programas de eficiencia y las estrategias puestas en marcha para mejorar su rentabilidad, en un contexto de «dificultades» para el mercado.

De hecho, la compañía ha manipulado el mismo volumen de mercancía en 2015 y 2014 en sus operaciones marítimas, moviendo cada año alrededor de 3,8 millones de TEUs. Sin embargo, el beneficio bruto por contenedor manipulado se ha elevado un 5,2% en el último ejercicio, trayendo consigo que el margen de beneficio por TEU haya incrementado tres puntos porcentuales.

La mercancía manipulada en transporte aéreo ha aumentado un 4,7% hasta la 1.250.000 tn, motivada por la demanda de la industria farmacéutica, la aeroespacial y el transporte de productos perecederos. En esta línea de negocio, el ebitda ha mejorado un 11,3%. 

Descensos en transporte por carretera y ‘contract logistic’

Por contra, la rentabilidad en las divisiones de transporte por carretera y ‘contract logistic’ ha descendido por diversas circunstancias. 

La multa que Francia impuso a finales de 2015 a 20 empresas de paquetería por pactar precios, con una sanción de 32 millones de euros para K+N, ha provocado que el ebit del operador en el negocio terrestre pase los 30 millones de francos suizos de 2014 a los siete millones en 2015.

No obstante, desde la compañía indican que las actividades de grupaje se han ampliado con éxito en Alemania, Francia y el Reino Unido.

Del mismo modo, en el ámbito del ‘contract logistic’, la compañía ha incorporado durante el ejercicio unos 860.000 m² de superficie logística, hasta gestionar 9.500.000 m². En ellos, el espacio inactivo se ha reducido del 4,2% de 2014 al 3,5%. Sin embargo, los efectos negativos de las divisas han propiciado un descenso del 22% en el ebit de la división.